Poemas mujer dame la luz de tus ojos

Poemas mujer dame la luz de tus ojos. Encuentra docenas de poemas mujer dame la luz de tus ojos con fotos para copiar y compartir.



Un Beso Nada Más

Bésame con el beso de tu boca,
cariñosa mitad del alma mía:
un solo beso el corazón invoca,
que la dicha de dos... me mataría.

¡Un beso nada más! Ya su perfume
en mi alma derramándo...

Manuel María Flores


Calles

Calles de una ciudad que desconozco
con poca gente y viento y lluvia gris.
Espero a quien no llega mientras altas
se encienden luces en ventanas solas
y una mujer pasea en una esquina.
Hay ojo...

José Luis García Martín



poemas mujer dame la luz de tus ojos


Dos especies de lágrimas tienen los ojos de la mujer: de verdadero dolor y de despecho.

Pitágoras


Tus ojos....Tu sonrisa

Te miro a los ojos y digo
penetrame con tu mirada,
dame tu luz, quiero empaparme en ella
y beber de ellos,

Quisiera tenerte cerca y sentir tu aliento
tu boca sonrie y....

Isa Elguezabal


SER MUJER
El espejo te miró y vio en ti,
Una mujer que soñaba feliz y reia
en el mundo alrededor
Tienes muchas cosas por hacer
Disfruta y vive al máximo la vida.

Tienes dulces ojos, t...

Nuria Prados

poemas mujer dame la luz de tus ojos


La música debe hacer saltar fuego en el corazón del hombre, y lágrimas de los ojos de la mujer.

Ludwig Van Beethoven




Mientras haya unos ojos que reflejen los ojos que los miran; Mientras responda el labio suspirando al labio que suspira; Mientras sentirse puedan en un beso dos almas confundidas; Mientras exista una ...

Gustavo Adolfo Bécquer

poemas mujer dame la luz de tus ojos


Estoy con esa mujer porque me recuerda a usted. Sus ojos me recuerdan a los suyos..., su boca..., su pelo. Todo me recuerda a usted, excepto usted.

Groucho Marx



poemas mujer dame la luz de tus ojos


Esa mujer se parecía a la palabra nunca, desde la nuca le subía un encanto particular, una especie de olvido donde guardar los ojos...

Juan Gelman


No perded de vista jamás que no es la falta lo que pierde a una mujer, sino el escándalo, y que diez millones de crímenes ignorados son menos peligrosos que el más leve tropiezo que salta a los ojos d...

Marqués de Sade


Inmóvil, absorto en una contemplación muda, yo permanecía aún con los ojos fijos en la figura de aquella mujer, cuya especial belleza había herido mi imaginación de un modo tan extraordinario.

Gustavo Adolfo Bécquer

poemas mujer dame la luz de tus ojos


Meditaba sobre el inmenso placer que pueden producir dos ojos bonitos en el rostro de una mujer bonita

Jane Austen

poemas mujer dame la luz de tus ojos


¡MUJER! Eres novia, eres esposa, eres... Amante, eres madre... ¡MUJER!... Eres una rosa roja para la vida!
Y... un clavel para el amor.

Jackselins Arteaga


Miedo

La sombra de una duda sobre mí se levanta
cuando llega el arrullo de tu voz a mi oído;
miedo de conocerte; pero en el miedo hay tanta
pasión, que me parece que ya te he conocido.

Yo adiviné el...

Andrés Eloy Blanco


Patria, Mujer

Digo patria, y a veces me parece
que mujer digo y que su cuerpo beso,
digo mujer y siento que me mece
una cuna de tierra desde el hueso.

Se me viene a la boca un nombre como
un sabor d...

Leopoldo de Luis


La Cita

¡Adiós, amigo, adiós! ¡El sol se esconde,
la luna sale de la nube rota,
y Eva me aguarda en el estanque, donde
el cisne nada y el nelombo flota!

Voy a estrechar a la mujer que adoro.
¡Cuál m...

Salvador Díaz Mirón


El Animal Que Llora, Ése Estuvo En Tu Alma Antes de Ser Amarillo;

el animal que lame las heridas blancas,

ése está ciego en la misericordia;

el que duerme en la luz y es miserable,

ése agoniza en ...

Antonio Gamoneda


Ojos Verdes

Ojos verdes de Marta de Nevares.
Ojos, ¿negros tal vez? de Dorotea.
Ojos azules, clara luz febea
de Camila Lucinda. ¡Qué avatares

de amor sin contención! Gozos, pesares,
gozos... Esto es...

Vicente Gaos


Cancioncilla de La Esposa

Mariuca, esposica, madre:
Dios te salve
en este día y siempre.
dios te guarde,
y mi corazón de rabia y trigo
y sangre,
esta luz amorosa que en el filo
de las palabras arde.
...

Ramón de Garcíasol


Textura de Sueño

No he visto el día
más que a través de tu ausencia
de tu ausencia redonda que envuelve mi paso agitado,
mi respiración de mujer sola.

Hay que están hechos para morirse o para llorar...

Gioconda Belli


La Oscuridad Del Siglo

Hubiera sido un samurai,
un ser parco con precisión de tigre.
O en un mercado aquella prostituta
de los dientes enormes y picados.
Morir en un crepúsculo sangriento
o entregar ...

Vicente Gallego


Soneto Del Amor Elemental

Te quiero así, mujer: sencillamente,
como quiere el pastor a sus ovejas,
el caminante a las encinas viejas
y el río matinal a su corriente.

Te amo como las casas a la gente...

Carlos Castro Saavedra


Ojos Habitados

Ven, ciérrame los ojos con un beso
para que no pueda ver mi cielo,
y de nuevo
ábreme los ojos con un beso
para que así no pueda verlo entre mi sueño.
Oblígame al secreto
para q...

Orietta Lozano


Algun Día...

Algún día encontraré una palabra
que penetre en tu vientre y lo fecunde,
que se pare en tu seno
como una mano abierta y cerrada al mismo tiempo.

Hallaré una palabra
que detenga tu cuerp...

Roberto Juarroz


Elegía

A Ramón López Velarde

Solo, con ruda soledad marina,
se fue por un sendero de la luna,
mi dorada madrina,
apagando sus luces como una
pestaña de lucero en la neblina.

El dolor me sangraba el...

José Gorostiza


El Hijo Natural

A su pregunta, yo sobre la piel
veía los silencios cruzar el transparente
origen del pecado.
Quizá fue por la tarde
o cierta madrugada, cuando el insomnio era
escándalo antes y despué...

Alí Chumacero


William Street

Las mujeres que quiero van con otros.

Cuando pasan prendidas de otros brazos
miro a la que se apoya en mí y compruebo
que yo me he equivocado de mujer.
La gracia enrojecida de ...

José María Fonollosa


Lo Que Deje Por Ti

Dejé por ti mis bosques, mi perdida
arboleda, mis perros desvelados,
mis capitales años desterrados
hasta casi el invierno de la vida.

Dejé un temblor, dejé una sacudida,
un respl...

Rafael Alberti


Sencillos Deseos

Hoy quisiera tus dedos
escribiéndome historias en el pelo,
y quisiera besos en la espalda,
acurrucos, que me dijeras
las más grandes verdades
o las más grandes mentiras,
que me dijer...

Gioconda Belli


Ya Se Acercan Las Manos...

Ya se acercan las manos,
innumerables manos,
negras manos,
a cegarme los ojos,
a detener mis piernas,
a secarme las venas,
a posarse insistentes
a lo largo del cuerpo
y dej...

Clara Janés


Soneto

El editor Francisco Arellano, disfrazado de
Humprey Bogart, tranquiliza al poeta en un
momento de ansiedad, recordándole un pasaje
de Píndaro, Pípticas VIII 96

Sin mujer, sin amigos, sin dine...

Luis Alberto de Cuenca


El Abuelo

Esta mujer angélica de ojos septentrionales,
que vive atenta al ritmo de su sangre europea,
ignora que en lo hondo de ese ritmo golpea
un negro el parche duro de roncos atabales.

Bajo la l...

Nicolás Guillén


Marina Impasible

Por primera vez, o por última,
soy libre...

Arbustos con espuelas
de marfil. Rocas oxidadas.
El otoño pliega sus tonos
frente al crujido de las olas.
Por primera vez, o por última.
...

José Hierro


Dame razones, creencias, soluciones
que me hagan saber mas sobre nada
mas sobre esto, sobre este complejo sentimiento

dame ilusiones, mas esperanza
que no se acaben las pasiones
de esta humanid...

Tovlez


Pescador de Luna

Cuando me mira los faroles rojos
en la orilla del mar,
mi pescador, el de profundos ojos,
pone sus negras redes a pescar.

( El mar ante la noche se ilumina,
y sus olas doradas, al n...

José Gorostiza


¡Tú, mujer entre el mundo
mujer del silencio
mujer de la soledad! ¡Tú, mujer que siente, que sufre
mujer que ama con los ojos ciegos! ¡Tú, mujer que sueña con lo imposible, que camina sin desti...

laico


Cambiaste mi vida
le diste color
le diste alegria
hiciste que volviera a vivir
no había terminado de amarte
tan solo había empezado a hacerlo
ahora debo continuar sin ti
no te buscare...
como ...

buho2391


El Vago Encanto

Bellas, airosas, pálidas, altivas
como tú misma otras mujeres veo;
son reinas victoriosas; su trofeo
es una multitud de almas cautivas.

Su blancura de mármol, sus flexivas
formas, su...

Carlos López Narváez


"Algunas Noches"

Ya viene la noche,
la percibo,
la espero,
a la dueña del misterio
de la nada y del comienzo
que puede ser pasión
o desvelo.
Inquieta me vuelvo
¡Dame a probar de t...

Claudia Lorena García Lara


Cancioncilla

Quise una vez y para siempre
-yo la quería desde antaño-
a ésa mujer, en cuyos ojos
bebí mi júbilo y mi daño...

Quise una vez -nunca así quise
ni así querré, como así quiero-
a ésa muje...

León de Greiff