Arturo Pérez-Reverte: Una vida, la suya, que tal vez...


Una vida, la suya, que tal vez algún día acabara por pasarle la factura de modo implacable, toc, toc, toc, señor Falcó, le toca a usted abonar los gastos. Hasta aquí hemos llegado. Fin de la fiesta. En

Arturo Pérez-Reverte


Temáticas Relacionadas