Gabriel García Márquez: No sentía sed ni hambre. No sentía nad...


No sentía sed ni hambre. No sentía nada, aparte de una indeferencia general por la vida y la muerte. Pensé que me estaba muriendo. Y esa idea me llenó de una extraña y oscura esperanza.

Gabriel García Márquez

Etiquetas




Temáticas Relacionadas

Más frases


Sin embargo, si hubiera podido volver atrás, me daba la sensación de que hubiera reproducido una vida idéntica a la que había llevado. Porque ésta -esta vida llena de pérdidas- era yo. Era el único ca...



Allí, el personaje dice ay o empalidece. Como si estuviera dentro de un caleidoscopio y viera el ojo que lo mira. Colores que se ordenan en una geometría ajena a todo lo que tú estás dispuesto a acept...


¿Llama usted el pasado a ayer?


Puse café instantaneo en el horno de microondas y casi retrocedo en el tiempo.