Ayn Rand: Hank, yo... renunciaría a cua...


Hank, yo... renunciaría a cuanto tengo en la vida, excepto a ser un... un objeto de lujo para tu diversión. Vio cómo su mano temblaba al sostener la copa y le dijo en el mismo tono: -Lo sé, querida.

Ayn Rand


Temáticas Relacionadas