Frases de Albert Camus


frases de Albert Camus
232 frases de Albert Camus


La amistad puede convertirse en amor. El amor en amistad. . . Nunca.


No camines detrás de mí, puedo no guiarte. No andes delante de mi, puedo no seguirte. Simplemente camina a mi lado y sé mi amigo.


Nada es más despreciable que el respeto basado en el miedo.


Nadie se da cuenta de que hay alguna gente que gasta excesiva energía simplemente para parecer normal.


Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, golpeado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa.


Es mejor equivocarse sin matar a nadie y dejando hablar a los demás, que tener razón en medio del silencio y los cadáveres.


No hay más que un problema filosófico verdaderamente serio: el suicidio.


En las profundidades del invierno finalmente aprendí que había en mí un verano invencible.


Si dios existe, ¿para qué los curas?.


No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo.


Todas las desgracias de los hombres provienen de no hablar claro.


La necesidad de ser correcto, la muestra de una mente vulgar.


Uno no puede ponerse del lado de quienes hacen la historia, sino al servicio de quienes la padecen.


Es un tipo de esnobismo espiritual lo que hace a la gente pensar que pueden ser felices sin dinero.


La estupidez insiste siempre.


Envejecer es pasar de la pasión a la compasión.


La libertad no es nada más que una oportunidad para ser mejor.


¡quién necesita piedad, sino aquellos que no tienen compasión de nadie!.


La verdadera generosidad, en relación con el futuro, consiste en dárselo todo al presente.


Un hombre sin ética es una bestia salvaje soltada a este mundo.