Frases de Amado Nervo


80 frases de Amado Nervo


¿Por qué aguardas con impaciencia las cosas? Si son inútiles para tu vida, inútil es también aguardarlas. Si son necesarias, ellas vendrán y vendrán a tiempo.


Hay algo tan necesario como el pan de cada día, y es la paz de cada día. La paz sin la cual el pan es amargo.


La cortesía es el más exquisito perfume de la vida, y tiene tal nobleza y generosidad que todos la podemos dar, aún aquellos que nada poseen en el mundo.


Yo he vivido porque he soñado mucho.


Las almas superiores no tienen miedo más que de una cosa: de cometer una injusticia.


Si una espina me hiere, me aparto de la espina pero no la aborrezco.


La tristeza es un don del cielo, el pesimismo es una enfermedad del espíritu.


Dime amigo: ¿La vida es triste o soy triste yo?


Los cantos y los vuelos invaden la extensión, y están de fiesta cielos y tierra... y corazón


Si no te quieren como tú quieres que te quieran, ¿qué importa que te quieran?.


Si eres orgulloso conviene que ames la soledad; los orgullosos siempre se quedan solos.


Veo al final de mi rudo camino que yo fui el arquitecto de mi propio destino; que si extraje las hieles o la miel de las cosas, fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas: cuando planté rosales, ...


Ama como puedas, ama a quien puedas, ama todo lo que puedas. No te preocupes de la finalidad de tu amor.


El signo más evidente de que se ha encontrado la verdad es la paz interior.


Quienes piden lógica a la vida se olvidan de que es un sueño. Los sueños no tienen lógica. Esperemos a despertar.


El amor verdadero hace milagros, porque el mismo es ya el mayor milagro.


La cordura y el genio son novios, pero jamás han podido casarse.


El cuerpo no es más que un medio de volverse temporalmente visible. Todo nacimiento es una aparición.


Si nunca has tenido un gran éxito, no sabes lo que vales; el éxito es la piedra de toque de los caracteres.


¿Quién no sabe que en México seguimos al pie de la letra el precepto bíblico de alabar a los muertos? A los vivos los elogiamos cuando pueden darnos algo.