Frases de Cesare Pavese


75 frases de Cesare Pavese


A un padre siempre hay que ayudarlo. Hace falta enseñarle que la vida es difícil. Si después, como es justo, llegás donde él queria, debés convencerlo de que estaba equivocado y que lo hiciste por su ...


El amor tiene la virtud de desnudar no a los dos amantes uno frente al otro, sino a cada uno delante de sí.


La única alegría en el mundo es comenzar. Es hermoso vivir porque vivir es comenzar, siempre, a cada instante.


Los hombres que tienen una tormentosa vida interior y que no buscan desahogo en sus palabras o en sus escritos, son simplemente hombres que no tienen una tormentosa vida interior.


Cuando somos jóvenes lamentamos no tener una mujer, cuando nos hacemos viejos lamentamos no tener a la mujer.


Su franco era el mío. Su voz era como abrazarla.


Oh, amada esperanza, aquel día sabremos, también, que eres la vida y eres la nada.


No hay venganza más bella que aquella que infringen los otros a tu enemigo. Tiene hasta la virtud de dejarte la parte del generoso.


En general está por norma dispuesto a sacrificarse quien de otro modo no sabe darle un sentido a su vida.


He aquí la prueba de que todo en ti es orgullo. Ahora que has reconquistado el permiso de telefonearle y escribirle, no solo no lo haces, sino que siquiera sientes la necesidad ardiente de hacerlo.


Niños o Adultos nacemos, no nos hacemos. Y ahora consuélate.


Es fácil ser buenos cuando no estamos enamorados.


Amor es deseo de conocimiento.


El arte de vivir es el arte de saber creer en las mentiras.


Los suicidas son homicidas tímidos.


Es pecado lo que inflige remordimiento.


¡A quien no se salva por sí solo, nadie lo puede salvar!.


Busca en el hombre pobre las virtudes del rico (exquisitez, sentimientos delicados, sociabilidad, etc.) y en el rico las virtudes del pobre (seriedad, pragmatismo sencillo, bondad laboriosa, etc.).


Serás amado el día en que podrás mostrar tu debilidad sin que el otro se sirva de esto para afirmar su fuerza.


Las cosas se descubren a través de los recuerdos que de ellas se tienen. Recordar una cosa significa verla por primera vez.