Frases de Gerardo Diego


37 frases de Gerardo Diego


Insinuación

Oh, ven, ven, ¿a qué esperas?
Los árboles te llaman
agitando sus miembros infinitos.
La tierra abre sedienta
la boca, y modifica
la incómoda postura de sus muslos.
Sus párpados entoldan l...


Dentro, en tus ojos, donde calla y duerme un palpitar de acuario submarino, quisiera, licor tenue al difumino, hundirme, decantarme, adormecerme.


Descansa, duérmete, sueña, no tengas miedo del mundo, que yo te velo.


¡Quién pudiera ser tu novio en un sueño eterno y dulce, blanco como las estrellas!...


Ahogo

Déjame hacer un árbol con tus trenzas.

Mañana me hallarán ahorcado
en el nudo celeste de tus venas.

Se va a casar la novia
del marinerito.

Haré una gran pajarita
con sus cartas cruzadas.
Y l...


Como un guante famélico el día se me escapa de los dedos.


Después de ver el cuadro la luna es más precisa y la vida más bella.


Desesperadamente amar, amarte y volver a nacer para quererte.


Amar es no pedir, es dar.


Nada hay como un suspiro intercalado y entre suspiro y suspiro la melodía ininterrumpida.


Yo no soy responsable de que me atraigan simultáneamente el campo y la ciudad, la tradición y el futuro; de que me encante el arte nuevo y me extasíe el antiguo; de que me vuelva loco la retórica hech...


Dibujada llevo en mi sangre y mi cuerpo cuerpo y sangre de mi patria.


Me Estás Enseñando

Me estás enseñando a amar.
Yo no sabía.
Amar es no pedir, es dar,
noche tras día.

La Noche ama al Día, el claro
ama a la Oscura.
Qué amor tan perfecto y tan raro.
Tú mi ventura.

...


A la brisa, a la abeja, a la hermosa el rosal puede dedicar la rosa.


La guitarra es un pozo con viento en vez de agua.


Así te quiero, en límites pequeños, aquí y allá, fragmentos, lirio, rosa, y tu unidad después, luz de mis sueños.


Mi oración es así. Tú estás en todo y todo en mí.


Mis pensamientos son montes, mares, selvas, bloques de sal cegadora, flores lentas.


Levanta hacia mí tus ojos, tus ojos lentos, y ciérralos poco a poco conmigo dentro.


Mi poesía y las manzanas hacen la atmósfera más fina.