Frases de Martín Lutero


60 frases de Martín Lutero


Tengo tres perros peligrosos: la ingratitud, la soberbia y la envidia. Cuando muerden dejan una herida profunda.


No hay una relación, comunión o compañía más amorosa, encantadora y amistosa, que un buen matrimonio


La humildad de los hipócritas es el más grande y el más altanero de los orgullos.


La superstición, la idolatría, y la hipocresía tienen grandes pagas, pero la verdad tiene que mendigar


Aquel a quien no le gusta el vino, ni la mujer, ni el canto, será un necio toda su vida.


La facultad del oído es una cosa sensible: muy pronto se sacia y al poco tiempo se cansa y aburre.


No hay manto ni sayo que peor siente a la mujer que el querer ser sabia.


El pensamiento está libre de impuestos.


Una mentira es como una bola de nieve; cuanto más rueda, más grande se vuelve.


Todo lo que se hace en el mundo se hace por una esperanza


La guerra es la más grande plaga que azota a la humanidad; destruye la religión, destruye naciones, destruye familias. Es el peor de los males.


Si no se me convence con testimonios bíblicos, o con razones evidentes, y si no se me persuade con los mismos textos que yo he citado, y si no sujetan mi conciencia a la Palabra de Dios, yo no puedo n...


La fe debe sofocar toda razón, sentido común y entendimiento


Hice una alianza com Dios: que El no me mande visiones, ni sueños, ni siquiera ángeles. Estoy satisfecho con el don de las Escrituras Sagradas, que me dan instrucción abundante y todo lo que preciso c...


La felicidad es mi espada, y mi alegría, mi escudo


Un maestro que permanece mudo cuando se enseña el error, y no obstante pretende ser un maestro de la verdad, es peor que un fanático descarado y con su hipocresía hace más daño que un hereje... éstos ...


La medicina hace enfermos; la matemática, tristes; y la teología, gente pecadora.


Aquí estoy, no puedo obrar de otra manera, ampáreme Dios, Amén


En la tierra nada se presta tanto para alegrar al melancólico, para entristecer al alegre, para infundir coraje a los que desesperan, para enorgullecer al humilde y debilitar la envidia y el odio, com...


Este necio pretende trastornar toda la ciencia de la astronomía