Frases de Oliver Goldsmith


49 frases de Oliver Goldsmith


Los libros son compañeros dulces para el que sufre, y si no pueden llevarnos a gozar de la vida, al menos nos enseñan a soportarla.


La amistad es un comercio desinteresado entre semejantes.


Nuestra mayor gloria no está en no haber caído nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos.


Un libro puede ser agradable con muchas imperfecciones y enojosísimos sin un defecto.


El mayor espectáculo es un hombre esforzado luchando contra la adversidad; pero hay otro aún más grande: ver a otro hombre lanzarse en su ayuda.


La experiencia es la enfermedad que ofrece el menor peligro de contagio.


Las mujeres y la música nunca deben tener fecha.


No me hagas preguntas para que no te diga mentiras.


La conciencia es un cobarde, y esos fallos no tiene la fuerza suficiente para evitar que rara vez tiene la justicia suficiente para acusarle.


Las ceremonias son diferentes en cada país, pero la verdadera cortesía es igual en todas partes.


La ternura es una virtud.


Como escritores se hacen más numerosos, es natural que los lectores se vuelven más indolente, de donde necesariamente debe obedecer el deseo de alcanzar el conocimiento con la mayor facilidad posible.


El éxito consiste en levantarse una sola vez más de lo que cae.


La esperanza es como un cebo, que cubre cualquier gancho.


La amistad es un comercio desinteresado entre iguales, el amor, la relación absoluta entre los tiranos y los esclavos.


Ley muele los pobres, y los ricos gobiernan la ley.


Pity y la amistad son dos pasiones incompatibles entre sí.


Cuando la riqueza se acumula, los hombres de desintegración.


Solo la experiencia cuenta, en cada terreno. Por eso creo que deben gobernar los que trabajan.


Los hombres pueden ser muy sabios y, sin embargo, muy miserables. Es fácil ser un gran matemático o astrónomo sublime, pero muy difícil ser un buen hombre.