Frases de Orhan Pamuk


22 frases de Orhan Pamuk


Lo que nos une es que ambos hayamos bajado el listón en nuestras expectativas de la vida.


Veo el futuro de Turquía como en Europa, como uno de muchos países democráticos, prósperos y tolerantes.


Mi héroe quiere pertenecer también, pero él no quiere renunciar a todas las cosas que él vino a valor en el oeste.


Yo realmente no quiero retratar a los islamistas como simplemente el mal, la forma en que se hace a menudo en el oeste.


Estos movimientos políticos florecen en los márgenes de la sociedad turca a causa de la pobreza y por el sentimiento de la gente que no están siendo representados.


Mi ignorancia hacía mi victoria aún más insoportable, pero mi modestia y mi vergüenza aliviaban mis culpas.


... los que dicen que las personas son creadas de dos en dos se equivocan. Nadie se parece a nadie.


El significado de los colores es que están ante nosotros y podemos verlos - le contestó el otro -. No se puede explicar el rojo a quien no lo ha visto.


Ahora sé que no cambiaría nada demostrar que la vida que vivimos no es sino el sueño de otro.


¿Es el amor el que vuelve estúpidas a las personas o es que sólo los estúpidos se enamoran?


... noté el frío de la nieve y recordé que no era ni un viejo ni un niño: en la piel sentía gozosamente el mundo.


Sabía que si regresaba a Venecia no podría retomar una vida que había dejado a medias en el mismo punto en que se había interrumpido. Como mucho, podría iniciar una vida distinta.


En realidad nadie sabe que está viviendo el momento más feliz de su vida mientras lo vive. Puede que haya quienes piensen o digan sinceramente (y a menudo) en ciertos momentos de entusiasmo que están ...


Cuánto podemos alguna vez saber sobre el amor y el dolor en otro corazón? ¿Cuánto podemos esperar entender a quienes han sufrido la angustia más profunda, una mayor privación, y más decepciones aplast...


Eso que llaman familia cada día que pasaba me parecía más como un grupo de personas que aparentan ser felices acallando por un rato sus demonios interiores para que creer que son amadas y para sentirs...


Solo después de casarse descubrió Galip que en la vida de aquella persona anónima a la que las estadísticas y los encasillamientos burocráticos llaman "ama de casa" (aquella mujer con deterg...


... en el país de los infieles francos todos los perros tienen dueño. Al parecer los pasean por las calles arrastrándolos con cadenas al cuello como si fueran los más miserables esclavos. Dicen que ad...


Treinta mil kurdos y un millón de armenios fueron asesinados en esta tierra y nadie se atreve a hablar de ello excepto yo.


Pero cualquier cosa que digamos sobre las características generales de una ciudad, sobre su alma o su esencia, acaba convirtiéndose de forma indirecta en una confesión sobre nuestra vida y, especialme...


Por aquellos años su padre comprendía que un pueblo podía cambiar su "modo de vida", su historia, su tecnología, su cultura, su arte y su literatura, pero no le concedía la menor posibilidad...