Frases de Thomas Henry Huxley


34 frases de Thomas Henry Huxley


Los hechos no dejan de existir solo porque sean ignorados.


El tablero es el mundo; las piezas son los fenómenos del Universo; las reglas del juego contituyen lo que conocemos como leyes de la naturaleza.


La imaginación es generosa y desprendida; la inteligencia calcula y se aferra a lo que sea.


El nacimiento de la ciencia fue la muerte de la superstición.


Las mayores dificultades del hombre empiezan cuando puede hacer lo que quiere.


Es un hecho que el hombre tiene que controlar la ciencia y chequear ocasionalmente el avance de la tecnología.


La sociedad difiere de la naturaleza en que persigue una finalidad moral definida.


Junto a estar en lo cierto, en este mundo, lo mejor es ser claro y estar definitivamente equivocado.


Los resultados de los cambios políticos rara vez son aquellos que sus amigos esperan o que sus enemigos temen.


El gran objetivo de la vida no es el conocimiento sino la acción


No pretendo sugerir que las diferencias científicas deberían ser resueltas por sufragio universal, pero yo solo concibo que las demostraciones sólidas deben basarse en algo más que en afirmaciones vac...


Si solo pudiéramos ver los torrentes de hipocresía y crueldad, las mentiras, el degüello, las violaciones de toda obligación de la humanidad que han fluido de esta fuente en el curso de la historia de...


La vida es demasiado corta como para ocuparse uno mismo de matar lo ya matado más de una vez


Si saber poco es algo peligroso, ¿dónde pudiéramos encontrar a un hombre que está fuera de peligro?


En la cuna de toda ciencia yacen teólogos extinguidos, como las serpientes estranguladas junto a la cuna de Hércules


Para una persona no instruida en historia natural, pasear por su país o junto al mar es un paseo por una galería llena de maravillosas obras de arte, nueve décimas partes de las cuales están vueltas h...


El científico no debe olvidar que la hipótesis debe considerarse como un medio, jamás como un fin.


La única medicina contra el sufrimiento, la delincuencia, y todos los demás males de la humanidad, es la sabiduría.


Hay beneficios prácticos al cometerse algunos fracasos en la mocedad.


La ciencia es simplemente sentido común en su máxima expresión, es decir, estricta precisión en la observación, y guerra sin cuartel contra las falacias lógicas.