Frases de v de vendetta


25 frases de v de vendetta


El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo


Nuestra integridad vale tan poco... pero es todo lo que tenemos, es el último centímetro que nos queda de nosotros, si salvaguardamos ese centímetro, somos libres


Anarquía significa sin líderes, no sin orden


En el clamor de la insurrección es fácil olvidar el motivo por el que luchamos


Hemos tenido a un montón de malversadores, impostores, mentirosos y lunáticos que han tomado decisiones catastróficas. Es la pura verdad. ¿Y quién los ha elegido? ¡Fue usted quien designó a esa gente!...


Todo el mundo es especial. Todo el mundo. Todo el mundo es un héroe, un amante, un loco, un villano. Todo el mundo. Todo el mundo tiene su historia


Las flores más bellas son en ocasiones las más peligrosas


La anarquía tiene dos caras: La creadora y la destructora


Este concierto se lo dedico a la señora Justicia en honor a las vacaciones que parece se está tomando


Por el poder de la verdad, he conquistado el universo


Morirás aquí, protegiendo a alguien al que le importas una mierda


Una mente abierta puede cambiar el mundo


El ruido depende del silencio del que procede. Cuanto más absoluto es éste más escandaloso es aquél


El mundo entero es un escenario. Y todo lo demás... es vodevil


No hay que depender de las mayorías silenciosas, Evey, el silencio es frágil, un grito puede romperlo


Los artistas mienten para decir la verdad mientras que los políticos mienten para ocultarla


Con la ciencia, las ideas germinan en un lecho de teoría, forma y práctica que impulsan su crecimiento, pero los jardineros debemos tener cuidado... porque algunas semillas son las de la ruina... y la...


Nada es seguro y todo es posible


El orden involuntario alimenta la insatisfacción, madre del desorden, padre de la guillotina. Las sociedades autoritarias son como el patinaje sobre hielo: Intrincadas, de una precisión mecánica y, so...


Haz lo que quieras, Evey. Ésa es toda la ley