Frases de William Cowper


30 frases de William Cowper


La libertad tiene mil encantos para dar que los esclavos no conocen.


La ciencia es orgullosa por lo mucho que ha aprendido; la sabiduría es humilde porque no sabe más.


La ciencia y la sabiduría, lejos de ser una misma cosa, no tienen entre sí a menudo conexión alguna.


Se baja por la ambición y la sed de alabanza.


Oh santo temeroso ¡anímate!, las nubes que tanto temes, llenas de misericordia están y sobre ti bendiciones derramarán.


Palabras impregnadas con fuego celestial.


La felicidad depende, como muestra la naturaleza, menos de las cosas exteriores y más de las interiores.


Una persona perezosa es un reloj sin agujas, siendo inútil tanto si anda como si está parado.


Su mente, su reino y su ley.


Aunque la paz es un logro, es el interés el que mantiene la paz.


Evitad las decisiones desesperadas; pasará el día más tenebroso si tenéis valor para vivir hasta el día siguiente.


Dios hizo el campo, y el hombre la ciudad.


El dolor es, él mismo, una medicina.


El egoísta construye sobre él los principios de la vergüenza y la culpabilidad.


Seguir estúpidos precedentes y parpadear con los dos ojos es más fácil que pensar.


La solemne niebla, significativa y movediza. El tonto con los jueces, entre los tontos un juez.


Fanatismo, el falso incendio de las mentes sobrecalentadas.


El hombre puede expulsar a la compasión de su corazón, pero Dios nunca lo hará.


Nunca dejes que desaparezcan las fantasías, las vacaciones nunca son en el hogar.


El remordimiento, el huevo fatal que el placer puesto.