Frases de Yevgueni Zamiatin


24 frases de Yevgueni Zamiatin
<ol class='breadcrumb' itemscope itemtype='http://schema.org/BreadcrumbList'>
    <li itemprop='itemListElement'><a href='/autores/'>Autores</a></li>
    <li itemprop='itemListElement'><a href='/autor/yevgueni_zamiatin/'>Yevgueni Zamiatin</a></li>
  </ol>


¡Sí, es una locura! Todos han de perder la razón, todos, y cuanto antes mejor.

Yevgueni Zamiatin

<ol class='breadcrumb' itemscope itemtype='http://schema.org/BreadcrumbList'>
    <li itemprop='itemListElement'><a href='/autores/'>Autores</a></li>
    <li itemprop='itemListElement'><a href='/autor/yevgueni_zamiatin/'>Yevgueni Zamiatin</a></li>
  </ol>


Los sueños son una peligrosa enfermedad psíquica.

Yevgueni Zamiatin


De pronto me sentí a mí mismo, y a mi propio yo. Todos aquellos que se dan cuenta de Sí Mismos, son conscientes de su individualidad, pero solamente el ojo inflamado, el dedo lastimado, el diente enfe...

Yevgueni Zamiatin


Me embargaba un estado de excitación agradable y al mismo tiempo útil. En casa me dirigí inmediatamente a la administración de la vivienda, exhibí mi billete rosa y así me dieron la autorización para ...

Yevgueni Zamiatin


El cuchillo es lo más útil, lo más inmortal y genial creado por el hombre. El cuchillo era una guillotina, el cuchillo es el medio y remedio universal para la solución de todos los nudos gordianos y e...

Yevgueni Zamiatin


(...) Incluso la menor insinuación de que pudiera tener una fantasía más o menos viva le ofendía gravemente. Tal vez una semana atrás yo también me habría sentido ofendido, pero ahora la cosa es disti...

Yevgueni Zamiatin


Cada número tiene derecho a un número cualquiera como pareja sexual. Todo lo restante ya solo era cuestión de tecnicismo. De modo que ya no existe ninguna base para la envidia, pues el denominador de ...

Yevgueni Zamiatin


(...) El hermoso sueño del Paraíso... ¿Lo conoce? En el Paraíso, los hombres ya nada desean, ya nada anhelan, allí ya no conocen la compasión ni el amor, allí solamente existen almas dichosas, a las q...

Yevgueni Zamiatin

<ol class='breadcrumb' itemscope itemtype='http://schema.org/BreadcrumbList'>
    <li itemprop='itemListElement'><a href='/autores/'>Autores</a></li>
    <li itemprop='itemListElement'><a href='/autor/yevgueni_zamiatin/'>Yevgueni Zamiatin</a></li>
  </ol>


El hombre es como una novela: mientras no se haya leído la última página, no se conoce su final. Si no fuese así, no merecería la pena leerla...

Yevgueni Zamiatin


El día en que se dirija por vez primera hacia las alturas, nosotros estaremos a bordo. Pues el constructor del Integral es uno de los nuestros. Ha dado la espalda a los muros y ha venido conmigo para ...

Yevgueni Zamiatin

<ol class='breadcrumb' itemscope itemtype='http://schema.org/BreadcrumbList'>
    <li itemprop='itemListElement'><a href='/autores/'>Autores</a></li>
    <li itemprop='itemListElement'><a href='/autor/yevgueni_zamiatin/'>Yevgueni Zamiatin</a></li>
  </ol>


Los niños son los únicos filósofos valientes. Y los filósofos valientes son como los niños, son verdaderamente infantiles. Pues, como los niños, hay que preguntar siempre.

Yevgueni Zamiatin


En nombre del Bienhechor, se pone en conocimiento de todos los números del Estado único: Que todo aquel que se sienta capacitado para ello, viene obligado a redactar tratados, poemas, manifiestos y ot...

Yevgueni Zamiatin


Frente al Estado único tengo el derecho de someterme al castigo, y este derecho no me lo dejaré arrebatar... Reconozco que esta especie de rebeldía solo se reduce a una de las reminiscencias de los pr...

Yevgueni Zamiatin

<ol class='breadcrumb' itemscope itemtype='http://schema.org/BreadcrumbList'>
    <li itemprop='itemListElement'><a href='/autores/'>Autores</a></li>
    <li itemprop='itemListElement'><a href='/autor/yevgueni_zamiatin/'>Yevgueni Zamiatin</a></li>
  </ol>


Por eso la amas. Le temes porque es más fuerte que tú, la odias porque le temes. La amas porque no puedes dominarla. Puesto que solamente cabe amar lo indomable.

Yevgueni Zamiatin

<ol class='breadcrumb' itemscope itemtype='http://schema.org/BreadcrumbList'>
    <li itemprop='itemListElement'><a href='/autores/'>Autores</a></li>
    <li itemprop='itemListElement'><a href='/autor/yevgueni_zamiatin/'>Yevgueni Zamiatin</a></li>
  </ol>


(...) Llevaba un vestido anticuado muy ligero de color azafrán. Y esto era mil veces peor que no haber llevado nada absolutamente.

Yevgueni Zamiatin


No les encuentro el menor atractivo a las flores, como tampoco hallo nada placentero en las cosas del mundo civilizado de otras épocas, las cuales hemos desterrado, desde hace tanto tiempo, más allá d...

Yevgueni Zamiatin


La filosofía de las grúas, de las prendas y de las bombas está cerrada y es clara como el círculo y su circunferencia. ¿Acaso vuestra filosofía no se mueve también en círculos? La hermosura del mecani...

Yevgueni Zamiatin


¡Vaya!, uniformidad. Ahí lo tenemos: la virtud psicológica. ¿Es que como naturalista no te das cuenta de que solamente en la diferenciación... En las diferencias temperamentales, en los contrastes cal...

Yevgueni Zamiatin


El viejo Dios creó a los hombres del ayer lejano, es decir, a un humano que poseía la facultad de errar, de modo que el que erró fue el mismísimo Dios. La tabla pitagórica es más sabia y más absoluta ...

Yevgueni Zamiatin


Dos médicos: el pequeño, de piernas torcidas, mira hoscamente a los pacientes, el otro, de insignificante físico, muy delgado, tiene una nariz como el filo de un cuchillo... ¡Es él! Me aferro a su bra...

Yevgueni Zamiatin