Judith Martin: Ya sabemos que las cartas anó...


Frases de Judith Martin


Ya sabemos que las cartas anónimas son despreciables. En la etiqueta, así como en la ley, contratar a un asesino a sueldo para hacer el trabajo no exime a usted de la responsabilidad.

Judith Martin


Temáticas Relacionadas

Más frases

frases de Tales de Mileto


Estoy agradecido a mi destino por tres cosas; por haber nacido humano, por haber nacido hombre no mujer, por haber nacido heleno no bárbaro


frases de Miguel Delibes


El sexo debe ser misterio y descubrimiento personal.

frases de Gilbert Parker


No hay refugio de la memoria y el remordimiento en este mundo. Los espíritus de nuestros actos insensatos nos persiguen, con o sin arrepentimiento.

frases de Baruch Spinoza


...los hebreos creían que el corazón era la sede del alma y del entendimiento,...