Jane Austen: ... sin querer obrar mal ni hacer infeli...


... sin querer obrar mal ni hacer infelices a los otros se puede errar y ocasionar desgracia. La carencia de reflexión o la escasa atención a los sentimientos ajenos, así como la falta de resolución, dan ese resultado.

Jane Austen

Etiquetas




Temáticas Relacionadas