Bertrand Russell: El impulso natural de la perso...


El impulso natural de la persona vigorosa y decente es tratar de hacer el bien, pero si se ve privada de todo poder pol√≠tico y de toda oportunidad de influir en los acontecimientos, se ver√° desviada de su curso natural, y decidir√° que lo importante es ser bueno. Eso es lo que les ocurri√≥ a los primeros cristianos; ha conducido a un concepto de santidad personal como algo completamente independiente de la acci√≥n ben√©fica, ya que la santidad ten√≠a que ser algo que pod√≠a ser logrado por personas impotentes en la acci√≥n. Por lo tanto, la virtud social lleg√≥ a estar excluida de la √©tica cristiana. Hasta hoy los cristianos convencionales piensan que un ad√ļltero es peor que un pol√≠tico que acepta sobornos, aunque este √ļltimo probablemente hace un mal mil veces mayor.

Bertrand Russell


Tem√°ticas Relacionadas