Frases de Adolfo Kolping


18 frases de Adolfo Kolping
frases de Adolfo Kolping


En este mundo no se logra nada útil ni grande sin esfuerzo ni sacrificio

frases de Adolfo Kolping


No existe en el orden ético una institución más cuidadosamente protegida y amparada por Dios que el matrimonio.

frases de Adolfo Kolping


Allí donde termine toda práctica visible de fe, allí también se secan las raíces de esa fe en el corazón del pobre pecador.

frases de Adolfo Kolping


Dios, el Señor, creó al hombre para el cielo, por esto los padres tienen la obligación de educar a los hijos para el cielo.

frases de Adolfo Kolping


El que quiera decir a otras personas la verdad, debe saber soportarla en sí mismo

frases de Adolfo Kolping


Como es su fe, así es el hombre y su obra.

frases de Adolfo Kolping


La risa que brota de un corazón alegre tiene mucho más valor y significado que el sermón más largo y profundo.

frases de Adolfo Kolping


Dios ayuda a la voluntad sincera, si es que no la abandona el valor y el ánimo.

frases de Adolfo Kolping


El que no tiene paciencia no puede exigirla de los demás.

frases de Adolfo Kolping


A los padres de família verdaderamente felices no se los encuentra con frecuencia en los bares.

frases de Adolfo Kolping


Cuando se trata de hacer el bien, el hombre debe ser semejante a Dios o por lo menos tratar de serlo

frases de Adolfo Kolping


El alma humana se revela profundamente no solo en el dolor sino también en la alegría.

frases de Adolfo Kolping


El que no sabe soportar una corrección fraternal es un hombre orgulloso.

frases de Adolfo Kolping


El que no trata de hacer vivir la verdad en sí mismo, nunca la va a profundizar

frases de Adolfo Kolping


Con ánimo rebozante y alegre entreguémonos a nuestro trabajo, aun cuando éste parezca insuperable.

frases de Adolfo Kolping


Jesucristo , el Hijo de Dios, es la verdad Universal más poderosa que poseemos en el mundo.

frases de Adolfo Kolping


La Religiosidad verdadera exige humildad y modestia

frases de Adolfo Kolping


¡Dios tiene mucha paciencia con el peregrino terrenal!