Frases de Alfred de Musset


60 frases de Alfred de Musset


Lo más ofensivo que pueda lanzarte a la cara tu peor enemigo no se compara con lo que tus amigos más íntimos hablan de ti a tus espaldas.


A falta de perdón, deja venir el olvido.


Quien ama a su madre, jamás será perverso.


Lo malo del amigo es que nos dice las cosas desagradables a la cara; el enemigo las dice a nuestras espaldas y como no nos enteramos, nada ocurre.


Quien quiere a su madre no puede ser malo.


Ni la ausencia ni el tiempo son nada cuando se ama.


Enamorarse no es lo difícil, pero sí acertar a expresar ese estado.


Vivir es dormir, y el amor es el sueño; si habéis amado, habéis vivido.


Desprecia al hombre orgulloso que se avergüence de verter lágrimas.


El único idioma universal es el beso.


Un pueblo desgraciado hace los grandes artistas.


La imaginación abre a veces unas alas grandes como el cielo en una cárcel grande como la mano.


No hay auténtico genio sin paciencia.


Hay gentes que piensan que el amor no es sino una especie de perfume; cierto que la flor que lo exhala es la más bella de la creación.


Lo realmente importante no es llegar a la cima, sino saber mantenerse en ella.


El hombre es el único que envejece; todo lo demás rejuvenece en torno suyo cada día.


El beso es el contacto de dos epidermis y la fusión de dos fantasías.


No hay nada tan rápido como un sentimiento de antipatía.


Un cura joven hace los mejores sermones.


Días de trabajo, únicos días en los que he vivido.