Frases de anton chejov


28 frases de anton chejov


Es fácil conquistar al que piensa que está conquistado.


Hay que hablar de cosas serias en serio.


La literatura es mi esposa legítima y la medicina mi amante. Cuando me canso de una, paso la noche con la otra.


Las personas que viven solas siempre tienen algo en sus mentes que comparten voluntariamente.


El mundo no perece por los bandidos y los incendios, sino por el odio, la hostilidad, y todas estas pequeñas rencillas.


Los hipócritas pretenden ser palomas, políticos, literarios, águilas... Pero no se deje engañar por su apariencia, no son águilas, son ratas.


El mar no tiene ni sentido ni piedad.


A la gente le encanta hablar de sus enfermedades, a pesar de que son las cosas menos interesantes de sus vidas.


El gobierno no es Dios. No tiene derecho a quitar lo que no puede regresar.


Del mismo modo que estaré solo en mi tumba, vivo esencialmente solo.


La pena capital mata de inmediato, mientras que la cadena perpetua lo hace lentamente. ¿Quién es más verdugo? ¿El que te mata en pocos minutos o el que tarda toda una vida?


Aislarse en el trabajo creativo es mejor que las críticas negativas que no hacen nada en absoluto.


He observado que después del matrimonio de personas dejan de ser curiosas.


Cuando pienso en mi vocación no temo a la vida.


Hay algo hermoso, poético y conmovedor cuando una persona ama más que el otro, y el otro es indiferente.


Cualquiera que sea el tema de la conversación, un viejo soldado hablará siempre de guerra.


Los infelices son egoístas, injustos, crueles e incapaces de comprender al otro. Los infelices no unen a las personas, las separan.


Solo durante los tiempos difíciles es donde las personas llegan a entender lo difícil que es ser dueño de sus sentimientos y pensamientos.


El que nada constantemente en el mar ama la tierra firme.


El hombre vulgar espera lo bueno y lo malo del exterior, el hombre que piensa lo espera de sí mismo.