Frases de Arturo Graf


69 frases de Arturo Graf


Si los hombres se limitaran a hablar solamente de lo que entienden, apenas hablarían.


La mejor amiga y la peor enemiga del alma es la fantasía.


La vida es un negocio en el que no se obtiene una ganancia que no vaya acompañada de una pérdida.


El hombre malo puede decantarse a veces hacia el lado de la razón; pero le resulta casi imposible no hacer cuanto conviene para inclinarse a la maldad.


El hombre comienza en realidad a ser viejo cuando cesa de ser educable.


Más instructivos son los errores de las grandes inteligencias que las verdades de los ingenios mediocres.


Si no tienes la libertad interior, ¿qué otra libertad esperas poder tener?


¡Pobre del amor a quien la fantasía abandona!.


Las grandes elevaciones del alma no son posibles sinó en la soledad y en el silencio.


La existencia es un viaje en el que no existen los caminos llanos: todo son subidas o bajadas.


No es filósofo quien teniendo una filosofía en la cabeza no la tiene además en el corazón.


El que en un arte ha llegado a maestro puede prescindir de las reglas.


El que posee un amigo verdadero puede decir que posee dos almas.


Escuchad el consejo del que mucho sabe; pero sobre todo escuchad el consejo de quien mucho os ama.


En cierto modo, el arte es una crítica de la realidad.


Desdichado el hombre en quien nada perdura del niño.


El de la locura y el de la cordura son dos países limítrofes, de fronteras tan imperceptibles, que nunca puedes saber con seguridad si te encuentras en el territorio de la una o en el territorio de la...


La constancia es la virtud por la que todas las cosas dan su fruto.


Cuanto más posee el hombre, menos se posee a sí mismo.


Bien poco enseñó la vida a quien no le enseñó a soportar el dolor.