Frases de Henry Miller


138 frases de Henry Miller


Un artista siempre está solo - si se trata de un artista. No, lo que necesita el artista es la soledad.


La monogamia es como estar obligado a comer papas fritas todos los días.


Ejemplo mueve al mundo más que la doctrina. Los grandes ejemplos son los poetas de la acción, y no hay mucha diferencia, ya sean fuerzas del bien o de las fuerzas del mal.


Si nos volvemos hacia una realidad más grande, es una mujer quien nos tendrá que enseñar el camino. La hegemonía del macho ha llegado a su fin. Ha perdido contacto con la tierra.


Si Dios no es amor, no vale la pena que exista.


Vivir sus deseos, agotarlos en la vida, es el destino de toda existencia.


Cada guerra es una destrucción del espíritu humano.


Hay que darle un sentido a la vida, por el hecho mismo de que carece de sentido.


Si tu llamas experiencias a tus dificultades y recuerdas que cada experiencia te ayuda a madurar, vas a crecer vigoroso y feliz, no importa cuán adversas parezcan las circunstancias.


Cada momento es de oro para los que lo saben ver como tal.


La mayor parte de la escritura se hace lejos de la máquina de escribir.


El objeto de la disciplina es fomentar la libertad


El sexo es una de las nueve razones para la reencarnación... las otras ocho no son importantes.


Vivir sus deseos, agotarlos en la vida, es el destino de toda existencia. << En wikiquote se atribuye esta misma cita a Heráclito, en alguno de los dos casos está sobrando.


Estabamos conjugando como locos el verbo amar


Cuando usted sabe lo que los hombres son capaces de maravillarse que ni en su sublimidad ni su vileza. No hay límites en ambas direcciones al parecer.


El mundo no se debe poner en orden, el mundo es el orden, encarnado. Es para nosotros para armonizar con este fin.


La música es una hermosa opiáceos, si no se toman demasiado en serio.


¿Por qué estamos tan llenos de la moderación? ¿Por qué no damos en todas direcciones? ¿Es el miedo de perder a nosotros mismos? Hasta que no perdernos, no hay esperanza de encontrar a nosotros mismos.


El hombre que está siempre preocupado por la condición de la humanidad o bien no tiene sus propios problemas o se ha negado a enfrentarse a ellos.