Frases de Jean Anouilh


46 frases de Jean Anouilh
frases de Jean Anouilh


Se tiene la edad que se quiere tener, y también la edad del dinero que se tiene.

frases de Jean Anouilh


Todas las guerras son santas, os desafío a que encontréis un beligerante que no crea tener el cielo de su parte.

frases de Jean Anouilh


Lo terrible en cuanto a Dios, es que no se sabe nunca si es un truco del diablo.

frases de Jean Anouilh


Las preocupaciones acaban por comerse unas a otras, y al cabo de diez años, se da uno cuenta de que se sigue viviendo.

frases de Jean Anouilh


Uno se es fiel a sí mismo y se basta.

frases de Jean Anouilh


Cada uno de nosotros tiene un día, más o menos triste, más o menos lejano, en que, por fin, debe aceptar que es un hombre.

frases de Jean Anouilh


El amor es, por encima de todo, la donación de uno mismo

frases de Jean Anouilh


Las pequeñeces matan los grandes amores

frases de Jean Anouilh


Un genio sabe hacer entenderse a sí mismo fácilmente sin llegar a ser obvio

frases de Jean Anouilh


Hasta el día de su muerte, nadie puede estar seguro de su valor.

frases de Jean Anouilh


La vida es muy bonita, pero que carece de forma. Es el objetivo del arte para darle algo.

frases de Jean Anouilh


Toda nuestra vida - en última instancia, consiste en aceptar como somos.

frases de Jean Anouilh


Nada es irreparable en la política.

frases de Jean Anouilh


Un espectáculo desagradable, un hombre que tiene miedo.

frases de Jean Anouilh


La propaganda es un arma blanda; sostenerlo en sus manos demasiado largo, y se moverá como una serpiente, y golpear al otro lado.

frases de Jean Anouilh


El amor es, sobre todo, el don de uno mismo.

frases de Jean Anouilh


Oh, el amor es lo suficientemente real, usted lo encontrará algún día, pero tiene un enemigo - y que es la vida.

frases de Jean Anouilh


La inspiración es una farsa que los poetas han inventado para darse importancia.

frases de Jean Anouilh


La tragedia es relajante, y la razón es que la esperanza, que falta, algo engañoso, no tiene parte en ella.

frases de Jean Anouilh


Para decir que sí, tienes que sudar y arremangarse y sumergirse en la vida de las dos manos hasta los codos. Es fácil decir que no, aunque diciendo que no significa la muerte.