Frases de William Arthur Ward


21 frases de William Arthur Ward


Un amigo verdadero conoce tus debilidades pero te hace notar tus fortalezas; siente tus miedos pero fortifica tu fe; reconoce tu falta de habilidad pero acentúa tus posibilidades.


Si puedes imaginarlo, puedes alcanzarlo; si puedes soñarlo, puedes hacerlo.


Es sabio dirigir tu cólera hacia los problemas, no hacia la gente; para centrar tus energías en las respuestas y no en las excusas.


Nada limita tanto el logro como el pensamiento pequeño; nada amplía tanto las posibilidades como una gran imaginación.


Los optimistas enriquecen el presente, realzan el futuro, desafían lo improbable y logran el imposible.


El profesor mediocre dice. El buen profesor explica. El profesor superior demuestra. El gran profesor inspira.


La grandeza no se encuentra en las posesiones, en la posición social o en el prestigio. Se descubre en calidad, humildad, servicio, y carácter.


La falta más grande es la falta de intentar.


Cuando tratamos de descubrir lo mejor que hay en los demás, descubrimos lo mejor de nosotros mismos.


Si se siente gratitud y no se la expresa es como envolver un regalo y no darlo.


Cuatro pasos para lograr algo: plan útil, preparación adecuada, proceder positivamente y ser persistente.


Un bien desarrollado sentido del humor es el polo que añade saldo a tus pasos al caminar por la cuerda floja de la vida.


La adversidad hace que algunos hombres se rompan; otros a romper récords.


La felicidad es un trabajo interno.


Wise son los que enterarse de que el resultado final no siempre tiene que ser su máxima prioridad.


Wise son los que han aprendido estas verdades: El problema es temporal. El tiempo es tónica. Tribulación es un tubo de ensayo.


La humanidad hace bien, o razas, o tolera todas sus aflicciones.


Me halaga, y puedo no creer. Me critican, y yo no le guste usted. Me haga caso, y puede que no perdonará. Anímame y no te olvidaré. Amo y yo podría ser obligado a amarte.


El perdón es una cosa divertida. Se calienta el corazón y refresca la picadura.


Podemos tirar piedras, quejarnos sobre ellas, pisarlas o construir con ellas.