Camilo jose cera

Camilo jose cera. Encuentra docenas de camilo jose cera con fotos para copiar y compartir.


camilo jose cera


Los mismos cueros tenemos todos los mortales al nacer y sin embargo, cuando vamos creciendo, el destino se complace en variarnos como si fuésemos de cera.

Camilo José Cela


Don José es un hombre que, a fuerza de tener que aguantar a su mujer, había conseguido llegar a vivir horas enteras, a veces hasta días enteros, sin más que decir, de cuando en cuando, ¡hum!, y al cab...

Camilo José Cela


camilo jose cera


Pensar en viejo me abruma y, sin embargo, pensar en joven, en sano y arrogante joven, me parece tan insípido...

Camilo José Cela

camilo jose cera


La filosofía del vagabundo se apoya en la no necesidad de nada y el buen talante de aceptarla sin queja alguna.

Camilo José Cela

camilo jose cera


La más noble función de un escritor es dar testimonio, como acta notarial y como fiel cronista, del tiempo que le ha tocado vivir.

Camilo José Cela


La duda, esa vaga nubecilla que, a veces, habita los cerebros, también puede entenderse como un regalo. Y no es -lo que queda dicho- una aseveración, ya que, sobre ella, tengo también mis dudas.

Camilo José Cela


camilo jose cera


Si el escritor no se siente capaz de dejarse morir de hambre, debe cambiar de oficio. La verdad del escritor no coincide con la verdad de quienes reparten el oro.

Camilo José Cela

camilo jose cera


Hay dos clases de hombres: quienes hacen la historia y quienes la padecen.

Camilo José Cela

camilo jose cera


Lo malo de los que se creen en posesión de la verdad es que cuando tienen que demostrarlo no aciertan ni una.

Camilo José Cela


camilo jose cera


A siete años de un suceso, el suceso ya es otro.

Camilo José Cela


La muerte llama, uno a uno, a todos los hombres y a las mujeres todas, sin olvidarse de uno solo -¡dios, qué fatal memoria!-, y los que por ahora vamos librando, saltando de bache en bache como maripo...

Camilo José Cela

camilo jose cera


La muerte es dulce; pero su antesala, cruel.

Camilo José Cela

camilo jose cera


Cuando las deudas no se pagan porque no se puede, lo mejor es no hablar de ellas y barajar.

Camilo José Cela


camilo jose cera


¿Para qué es oro el tiempo más que para verlo pasar acariciándolo?

Camilo José Cela


Estas páginas accesorias con las que suele ser costumbre presentar las nuevas salidas de los libros, se agostan sobre la marcha y con ellas no valen vitaminas, ni testovirones, ni paños calientes.

Camilo José Cela

camilo jose cera


La muerte es una amarga pirueta de la que no guardan recuerdo los muertos, sino los vivos.

Camilo José Cela

camilo jose cera


El toreo es un arte misterioso, mitad vicio y mitad ballet. Es un mundo abigarrado, caricaturesco, vivísimo y entrañable el que vivimos los que, un día soñamos con ser toreros.

Camilo José Cela

camilo jose cera


No es lo mismo estar dormido que estar durmiendo, porque no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo.

Camilo José Cela

camilo jose cera


La muerte es algo tan tremendamente airado, que solo la desnudez, la elemental desnudez, puede escindirla del ridículo.

Camilo José Cela

camilo jose cera


En ocasiones pienso que el premio de quienes escribimos duerme, tímido y virginal, en el confuso corazón del lector más lejano.

Camilo José Cela

camilo jose cera


Para escribir solo hay que tener algo que decir.

Camilo José Cela


Algunas caras, desde las próximas mesas, lo miran casi con envidia. Son las caras de las gentes que sonreían en paz, con beatitud, en esos instantes en que casi sin darse cuenta, llegan a no pensar en...

Camilo José Cela

camilo jose cera


Si la Virgen de Covadonga es pequeñina y galana, ¡QUE SE JODA!

Camilo José Cela


Pido a nuestros gobiernos un poco de dinero para esta noble causa: la de la defensa de nuestra herramienta de comunicación. La lengua es la más eficaz de todas las armas, ya quedó dicho, y la más rent...

Camilo José Cela


A mí me ganaba por la palabra, pero si hubiéramos acabado por llegar a las manos le juro a usted por mis muertos que lo mataba antes de que me tocase un pelo. Yo me quise enfriar porque me conocía la ...

Camilo José Cela

camilo jose cera


También hay relojes de sangre; la gente suele llamarles el corazón

Camilo José Cela


camilo jose cera


La literatura es la denuncia de los tiempos en que se vive.

Camilo Jose Cela

camilo jose cera


El que resiste, gana.

Camilo José Cela

camilo jose cera


Hay mucha diferencia entre adornarse las carnes con arrebol y colonia, y hacerlo con tatuajes que después nadie ha de borrar ya

Camilo José Cela

camilo jose cera


El nacionalismo se cura viajando.

Camilo José Cela

camilo jose cera


La vida no es solo el corazón que late. Es también el pensamiento flotando sobre el corazón que ha dejado de latir.

Camilo José Cela

camilo jose cera


... el decir no es solo una de las cosas que hace el hombre sino, quizás, la única cosa que el hombre hace.

Camilo José Cela

camilo jose cera


En los triunfos anida siempre el cauteloso germen de la derrota.

Camilo José Cela

camilo jose cera


La cultura y la tradición nunca son ideológicas, siempre son instintivas.

Camilo José Cela

camilo jose cera


La habilidad que tengo es la de absorción de litro y medio de agua de un solo golpe por vía anal, si quieren pídeme una palangana y lo demuestro esto lo hace muy poca gente.

Camilo José Cela


-¡Felíz tú! Yo creo que no hay tiempo para nada; yo creo que si el tiempo sobra es porque, como es tan poco, no sabemos que hacer con él. Nati frunció graciosamente la nariz. -¡Ay, Marco, hijo! ¡No em...

Camilo José Cela

camilo jose cera


Según Alfonso X el Sabio, el mucho hablar hace envilecer las palabras, para Cervantes, siempre Cervantes, no hay razonamiento que, aunque sea bueno, siendo largo lo parezca.

Camilo José Cela

camilo jose cera


Es mejor y más sano para el alma, se dijo hace ya tiempo, gastarse que enmohecerse.

Camilo José Cela

camilo jose cera


La libertad es una sensación. A veces puede alcanzarse encerrado en una jaula, como un pájaro

Camilo José Cela

camilo jose cera


Vivimos en la dictadura del funcionario, que no defiende la idea sino la nómina; lo que siempre da mayores arrestos.

Camilo José Cela