Frases de Albert Einstein ( 4 )


frases de Albert Einstein
453 frases de Albert Einstein


En los momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento.


Intenta no volverte un hombre de éxito, sino volverte un hombre de valor.


En el pensamiento científico siempre están presentes elementos de poesía. La ciencia y la música actual exigen de un proceso de pensamiento homogéneo.


Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos.


Lo importante es no dejar de hacerse preguntas.


Cada día sabemos más y entendemos menos.


No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos.


La debilidad de actitud se vuelve debilidad de carácter.


La formulación de un problema, es más importante que su solución.


Estoy absolutamente convencido que ninguna riqueza del mundo puede ayudar a que progrese la humanidad. El mundo necesita paz permanente y buena voluntad perdurable.


¿Por qué esta magnífica tecnología científica, que ahorra trabajo y nos hace la vida mas fácil, nos aporta tan poca felicidad? La repuesta es está, simplemente: porque aún no hemos aprendido a usarla ...


No pienso nunca en el futuro porque llega muy pronto.


El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir.


Los ideales que iluminan mi camino y una y otra vez me han dado coraje para enfrentar la vida con alegría han sido: la amabilidad, la belleza y la verdad.


El azar no existe; Dios no juega a los dados.


La alegría de ver y entender es el más perfecto don de la naturaleza.


La religión sin la ciencia estaría ciega, y la ciencia sin la religión estaría coja también.


El misterio es la cosa más bonita que podemos experimentar. Es la fuente de todo arte y ciencia verdaderos.


Creo en el Dios de Spinoza, que nos revela una armonía de todos los seres vivos. No creo en un Dios que se ocupe del destino y las acciones de los seres humanos.


La mayoría de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente sencillas y, por regla general pueden ser expresadas en un lenguaje comprensible para todos.