Frases de Honoré de Balzac


219 frases de Honoré de Balzac


Es más fácil quedar bien como amante que como marido; porque es más fácil ser oportuno e ingenioso de vez en cuando que todos los días.


El mito global solo nos empuja a la era de la melancolia. El modelo de la codicia se balancea entre la ira y la codicia; mientras la aldea global es solo una esperanza ingenua.


La gente termina siempre por condenar a los que acusa.


El amor es un poema eternamente personal


Un libro hermoso es una victoria ganada en todos los campos de batalla del pensamiento humano.


La mujer es la reina del mundo y la esclava de un deseo.


Elegancia es la ciencia de no hacer nada igual que los demás, pareciendo que se hace todo de la misma manera que ellos.


No se es amigo de una mujer cuando se puede ser su amante.


El periódico es una tienda en que se venden al público las palabras del mismo color que las quiere.


La resignación es un suicidio cotidiano.


El poder no es revelado al golpear con fuerza o con frecuencia, pero al golpear ciertas.


Por pasión, obsérvese, aporta una visión con ella, sino que puede dar una especie de inteligencia para tontos, tontos, y los idiotas, especialmente en la juventud.


Un buen marido nunca es el primero en ir a dormir por la noche o el último de despertar en la mañana.


Los seres más sensibles no son siempre los seres más sensatos.


El matrimonio debe combatir sin tregua un monstruo que todo lo devora: la costumbre.


Ceder a un vicio cuesta más que mantener una familia.


No hay dolor que el sueño no pueda vencer.


En la venganza el más débil es siempre más feroz.


Cada suicidio es un sublime poema de melancolía.


El amor no es solo un sentimiento. Es también un arte.