Frases de Joan Manuel Serrat


61 frases de Joan Manuel Serrat


Los hijos aprenden poco de las palabras; solo sirven tus actos y la coherencia de éstos con las palabras.


Hay gente que cree que porque se ríe de que el cojo se cae tiene sentido del humor. Hay que reírse cuando es uno el que se cae. Te diviertes mucho más


Bienaventurados los que catan el fracaso porque reconocerán a sus amigos


Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio.


Mañana es solo un adverbio de tiempo.


Es preferible ponerse el mejor traje de optimista que uno tenga, cuando menos el traje de la esperanza, y creamos que las cosas se mueven en la medida que seamos capaces de empujarlas desde la honrade...


Cataluña ha sido un lugar que, si ha crecido, ha sido gracias a todos los pueblos y a las gentes que sucesivamente se han ido instalando allí y han ido enriqueciéndola en todos los sentidos, con el tr...


Todo es importante, porque solo a través de las cosas pequeñas se puede hacer una gran cosa


Aunque mi amigo Rafael Azcona sostiene la teoría de que los premios han de ser secretos y fuertemente dotados, este es distinto y especialmente agradable, porque es uno de los que podré presumir ante ...


Amor no es literatura si no se puede escribir en la piel


No hay un manual: el mundo de las sensaciones y las relaciones está lleno de imprevistos


Nada ni nadie puede impedir que sufran, que las agujas avancen en el reloj, que decidan por ellos, que se equivoquen, que crezcan y que un día nos digan adiós


De vez en cuando la vida nos gasta una broma y nos despertamos sin saber qué pasa, chupando un clavo sentados sobre una calabaza


No es que no vuelva porque me he olvidado... es que perdí el camino de regreso, Mamá.


Venderse es siempre...Como aquel chiste: Ya tenemos al capitalista. Ahora falta el que ponga el culo. Todo es cuestión de subir el precio. Hay veces que sí, es asombroso por lo poco que suelen venders...


Prefiero querer a poder, palpar a pisar, ganar a perder, besar a reñir, bailar a desfilar y disfrutar a medir. Prefiero volar a correr, hacer a pensar, amar a querer, tomar a pedir. Antes que nada soy...


No me pidas que no piense en voz alta por mi bien, ni que me suba a un taburete, si quieres probaré a crecer


Como un calidoscopio de cristales diminutos cambia de dibujo y de color, si al amanecer luce el sol o ha llovido. Y llena mi mundo de flores


La mujer que yo quiero no necesita bañarse cada noche en agua bendita


Cada loco con su tema, contra gustos no hay ni puede haber disputas, artefactos, bestias, hombres y mujeres, cada uno es como es, cada quién es cada cual y baja las escaleras como quiere