Frases de Mahatma Gandhi


frases de Mahatma Gandhi
350 frases de Mahatma Gandhi


En la actualidad la gente solo se preocupa por sus derechos. Recordarle que también tiene deberes y responsabilidades es un acto de valor que no corresponde exclusivamente a los políticos.


Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales.


Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena.


Si la muerte no fuera el preludio a otra vida, la vida presente sería una burla cruel.


Una SONRISA no cuesta nada y produce mucho.
enriquece a quienes la reciben, sin empobrecer a quienes la dan.
No dura más que un instante, pero su recuerdo a veces es eterno.
Nadie es demasiado rico...


No hay camino para la paz, la paz es el camino.


Aquel que se confía a dios deja de temer a los hombres.


Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio.


Llamar a las mujeres el sexo débil es una calumnia; es la injusticia del hombre hacia la mujer.


La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo. ¿Qué otro libro se puede estudiar mejor que el de la Humanidad?


No me gusta la palabra tolerancia, pero no encuentro otra mejor. El amor empuja a tener, hacia la fe de los demás, el mismo respeto que se tiene por la propia.


La tristeza de la separación y de la muerte es el más grande de los engaños.


Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar.


Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.


En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle.


Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos.


Todo lo que se come sin necesidad se roba al estómago de los pobres.


Para una persona no violenta, todo el mundo es su familia.


La fuerza no proviene de la capacidad física sino de una voluntad indomable.


La muerte no es más que un sueño y un olvido.