Frases de proverbio chino


156 frases de proverbio chino


La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón?


Por culpa de un clavo se callo la herradura, por culpa de la herradura se perdio un corcel, por culpa de un corcel no llego un mensaje y por culpa del mensaje que no llego se perdio la guerra...


Si no quieres que se sepa, no lo hagas.


Si te caes siete veces, levántate ocho.


Dar a un hijo mil onzas de oro no es comparable a enseñarle un buen oficio.


Cuando el dinero habla, la verdad calla.


No hay nada más hermoso que un padre llegue a convertirse en amigo de sus hijos, cuando estos lleguen a perderle el temor pero no el respeto.


Cuando dos hermanos trabajan juntos las montañas se convierten en oro.


El que te enseña por un día es tu padre por toda la vida.


Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine un gran enojo, no contestes ninguna carta.


Todos los hombres son sabios; unos antes, los otros, después.


El trabajo del pensamiento se parece a la perforación de un pozo: el agua es turbia al principio, más luego se clarifica.


Cuando bebas agua, recuerda la fuente.


La lengua resiste porque es blanda; los dientes ceden porque son duros.


El ayer es dinero gastado. Mañana es dinero por venir. Usa pues el día de hoy que es dinero en efectivo.


El cielo escucha las plegarias del corazón, no de la voz.


No me digais que un gran hombre no llora nunca. Un gran hombre llora, pero sus lágrimas son furtivas.


La puerta mejor cerrada es aquélla que puede dejarse abierta.


El hombre que consigue ver las cosas pequeñas tiene la mirada limpia.


Si guardo una ramita en mi corazón, el pájaro cantor vendrá hacia mí.