Frases de Aristóteles


frases de Aristóteles
305 frases de Aristóteles


Lo mejor es salir de la vida como de una fiesta, ni sediento ni bebido.


La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas.


La amistad perfecta es la de los buenos y de aquellos que se asemejan por la virtud. Ellos se desean mutuamente el bien en el mismo sentido.


Algunos creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud.


La sabiduría es un adorno en la prosperidad y un refugio en la adversidad.


Es la ignorancia de alguien que sabe cosas, pero que voluntariamente ignora hasta cierto punto su saber para dar lugar a lo nuevo que va a ocurrir.


El amor o el odio hacen que el juez no conozca la verdad.


Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, ...


La dignidad no consiste en nuestros honores sino en el reconocimiento de merecer lo que tenemos.


Es de importancia para quien desee alcanzar una certeza en su investigación, el saber dudar a tiempo.


Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo.


Es necesario que haya uno o varios principios y aun, en caso de existir uno solo, que éste sea inmóvil e inmutable.


Los hombres malos están llenos de arrepentimiento.


En las adversidades sale a la luz la virtud.


Se piensa que lo justo es lo igual, y así es; pero no para todos, sino para los iguales. Se piensa por el contrario que lo justo es lo desigual, y así es, pero no para todos, sino para los desiguales.


El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad.


Movimiento es el paso de la potencia al acto.


Tiempo es la medida del movimiento entre dos instantes.


Si los ciudadanos practicasen entre sí la amistad, no tendrían necesidad de la justicia.


La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no el copiar su apariencia.