Frases de Voltaire


frases de Voltaire
366 frases de Voltaire
frases de Voltaire


El orgullo de los mediocres consiste en hablar siempre de sí mismos; el orgullo de los grandes hombres es de no hablar nunca de ellos.

frases de Voltaire


No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo.

frases de Voltaire


Quienes creen que el dinero lo hace todo terminan haciendo todo por dinero.

frases de Voltaire


Los amigos nos abandonan con demasiada facilidad, pero nuestros enemigos son implacables.

frases de Voltaire


Solo es posible afirmar en geometría.

frases de Voltaire


Decimos una tontería y a fuerza de repetirla acabamos creyéndola.

frases de Voltaire


Si no existiera dios habría que inventarlo.

frases de Voltaire


Nunca ha habido gobierno perfecto porque los hombres tienen pasiones; si no tuviesen pasiones, no necesitarían gobierno.

frases de Voltaire


Hay alguien tan inteligente que aprende de la experiencia de los demás.

frases de Voltaire


El secreto de aburrir a la gente consiste en decirlo todo.

frases de Voltaire


Lo que llamamos casualidad no es ni puede ser sino la causa ignorada de un efecto desconocido.

frases de Voltaire


No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo.

frases de Voltaire


Una palabra mal colocada estropea el más bello pensamiento.

frases de Voltaire


Todos los hombres tienen iguales derechos a la libertad, a su prosperidad y a la protección de las leyes.

frases de Voltaire


En el desprecio de la ambición se encuentra uno de los principios esenciales de la felicidad sobre la tierra.

frases de Voltaire


La tristeza es una enfermedad en la que cada paciente debe tratarse a sí mismo.

frases de Voltaire


Todo les sale bien a las personas de cáracter dulce y alegre.

frases de Voltaire


Quien no es más que justo, es duro.

frases de Voltaire


La gente busca la felicidad como un borracho busca su casa, sabe que existe pero no la encuentra.

frases de Voltaire


Las discusiones metafísicas se parecen a los globos llenos de aire; cuando revientan las vejigas, se observa cómo sale el aire y no queda nada.