Carta de despedida para un hombre cobarde

Carta de despedida para un hombre cobarde. Encuentra docenas de carta de despedida para un hombre cobarde con fotos para copiar y compartir.



Poema de La Despedida

Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.
Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste... No sé si te quería...
O tal vez nos quisimos demasiado los d...

José Angel Buesa


A mi hijo.
Hace 20 años llegó a mi existencia una gran razón de ser, ese día ha sido uno de los más extraordinarios de mi vida, ser padre por primera vez ha sido tan excitante que la fuerza del amor ...

Rozeti




Una despedida

Tarde que socavó nuestro adiós.

Tarde acerada y deleitosa y monstruosa como un ángel oscuro.
Tarde cuando vivieron nuestros labios en la desnuda intimidad de los besos.

El tiem...

Jorge Luis Borges


EN EL SILENCIO DE MI DESPEDIDA
El día es diferente y el aliento aunque pareciera igual, se desvanece con el paso del tiempo… Las palabras fluyen y entre la razón y el sentido todo encuentra lugar, ...

Anyely Delgado

carta de despedida para un hombre cobarde


He Cometido El Peor de Los Pecados...

He cometido el peor de los pecados
que un hombre puede cometer. No he sido
feliz. Que los glaciares del olvido
me arrastren y me pierdan, despiadados.

Mis padre...

Jorge Luis Borges


En las memorias de mi mente
Sale reluciendo el dolor
Por la cilueta del amor
Reflexionando mi pensamiento intransigente

Embriagado estoy
Por tu aroma sin igual
Será un echiso tuyo
O porque no...

Edgar Rubén Leõn Galicia



carta de despedida para un hombre cobarde


Fin de Un Amor

No sé si es que cumplió ya su destino,
si alcanzó perfección o si acabado
este amor a su límite ha llegado
sin dar un paso más en su camino.

Aún le miro subir, de donde vino,
a la alt...

Manuel Altolaguirre


-D E S P E D I D A-
A llegado el día más difícil, despedir a los niños que terminan la etapa en este jardín materno infantil, si digo mi emoción, no sabría expresarme,...

Norberto ramon Sanchez




Te digo adios porque ya no puedo soportar tus desconfianzas, tus abandonos, tu desamor.
te digo adios no porque ya no te ame, al contrario te amo mucho pero veo en tus ojos a un estraño.
si ya no er...

alextt


DESPEDIDA

En este momento decisivo en nuestras vidas
Es cuando mas tenemos que ser fuertes
Ya que el gran amor que entre los dos existe
Tiene que guardarse en el corazón eternamente…

Porque e...

Edvin Roberto Us De Paz


Para un amigo muerto
Por Efrén Romero Acuña Noviembre del 2010
Cuando un amigo se va,
Solo quedan los recuerdos,
Los momentos placenteros
Convivios de carnaval.
Y el duelo el alma fustiga
Po...

Efren Romero Acuña


LA MARIONETA

Si por un instante Dios se olvidara
de que soy una marioneta de trapo
y me regalara un trozo de vida,
posiblemente no diría todo lo que pienso,
pero en definitiva pensaría todo lo ...

Gabriel García Márquez


Sólo Dios sabrá; él que es culpable de estas infamias: Él, con mayúscula, con la mayúscula que se suele usar para el ser más monstruoso y cobarde, que mata y atropella por mano ajena, por la mano del ...

Fernando Vallejo


Despedida Del Mar

Por más que intente al despedirme
guardarte entero en mi recinto
de soledad, por más que quiera
beber tus ojos infinitos,
tus largas tardes plateadas,
tu vasto gesto, gris y frío,
s...

José Hierro


Muchas veces, una cena ligera, un sueño tranquilo y una mañana serena envalentonaron hasta el heroísmo a un hombre que, con un estómago pesado, pocas horas de sueño y una mañana lluviosa, habría sido ...

Edmund Burke


¿Creéis que hay gran diferencia entre un banquero de una mesa de juego robándoos en el Palais-Royal, o Matasiete pidiéndoos la bolsa en el bosque de Bolonia? Es lo mismo, señora; y la única distancia ...

Marqués de Sade


Vida

Ya perdoné errores casi imperdonables.
Trate de sustituir personas insustituibles,
de olvidar personas inolvidables.

Ya hice cosas por impulso.

Ya me decepcioné con algunas personas ...

Charles Chaplin

carta de despedida para un hombre cobarde


Ya no soy yo, ya no es mi, ya no es conmigo ni para mi.
Ahora eres tu, ahora es por ti, contigo y para ti. Mi alma, corazon y mente son tuyos, tu ser ha derrocado mi ego y me has declarado una gerra ...

Julian Giraldo


La vida es una obra de teatro que no permite ensayos...
Por eso, canta, ríe, baila, llora
y vive intensamente cada momento de tu vida...
...antes que el telón baje
y la obra termine sin aplauso...

Charles Chaplin


Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee, quien no escucha música,
quien no halla encanto en si mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lent...

Pablo Neruda


Te necesito mi amor

Mi amor,
hoy preciso de ti,
preciso de tus labios
que me besen con ternura,
preciso de tu boca
que me digan te quiero,
que me digan te amo,
pero que hagan vibrar el cuer...

Fernando Galdamez

carta de despedida para un hombre cobarde


No hay razon para seguir esperando por ti
no hay razon para estar pendando en ti
no hay manera de olvidarme de ti
no hay forma ni fecha para renunciar a ti

no se que busco aferrandome así
tal v...

Tovléz


20 Reglas para tener una buena calidad de Vida

AHÍ LES PASO ESTO QUE ACABO DE LEER

El Instituto Francés de la Ansiedad y el Stress, en París, definió veinte reglas de vida que dicen los expertos...

NIRVANA

carta de despedida para un hombre cobarde


Lo Que Necesito de Ti

No sabes cómo necesito tu voz;
necesito tus miradas
aquellas palabras que siempre me llenaban,
necesito tu paz interior;
necesito la luz de tus labios
! Ya no puedo... seguir as...

Mario Benedetti

carta de despedida para un hombre cobarde


Ser excelente es hacer las cosas,
no buscar razones para demostrar
que no se pueden hacer.

Ser excelente es comprender
que la vida no es algo que se nos da hecho,
sino que tenemos que producir
...


Lo que más nos aproxima a una persona es esa despedida, cuando acabamos separandonos, porque el sentimiento y el juicio no quieren ya marchar juntos; y aporreamos con violencia el muro que la naturale...

Friedrich Nietzsche


Por Siempre

Si la esmeralda se opacara,
si el oro perdiera su color,
entonces, se acabaría
nuestro amor.

Si el sol no calentara,
si la luna no existiera,
entonces, no tendría
sentido vivir en esta t...

Mario Benedetti


Te Esperaré

Te esperaré del lado del silencio.
Entre las sombras de las lentas horas.
Te esperaré en el fondo de mis sueños
allí donde comienzan nuestras cosas.
En ese después del tiempo
donde podemo...

Renata Durán


Bowery Street

Mi placer te creó. Cuando naciste
te destiné ya un hombre. El apropiado
para que él y tú fuerais muy felices.

Modelé tu figura como un barro
precioso, tiernamente, con esmero.
Y forjé ...

José María Fonollosa


Anverso

No veo tu sonrisa entre mis labios
apurar la prolongada espera
en tu abandono de luciérnaga a la noche;
sólo tengo asida entre mis brazos
la inexpresable lucha
de penetrar en el bosque sin fo...

Homero Aridjis


Collige, Virgo, Rosas

Niña, arranca las rosas, no esperes a mañana.
Córtalas a destajo, desaforadamente,
sin pararte a pensar si son malas o buenas.
Que no quede ni una. Púlele los rosales
que encuen...

Luis Alberto de Cuenca


A Florinda En Invierno

Al hombre mozo que te habló de amores
dijiste ayer, Florinda, que volviera,
porque en las manos te sobraban flores
para reírte de la Primavera.

Llegó el Otoño: cama y cobertor...

Andrés Eloy Blanco


No Busques, No

Yo te he querido como nunca.
Eras azul como noche que acaba,
eras la impenetrable caparazón del galápago
que se oculta bajo la roca de la amorosa llegada de la luz.
Eras la sombra torp...

Vicente Aleixandre


El Saltador

El saltador se encoge, se agarra las rodillas,
esconde la cabeza entre las piernas.
A punto de llegar da un latigazo
y se estira de golpe contra el agua:
al sumergirse nace, y el mundo, s...

Jesús Aguado


El Jugador de Dátiles

El pentotal paqué
Oliverio Girondo

Me dan los dados, dicen: ¿tiras o la muerte?
con ellos juegas con su juego vives
donde nace la fórmula te haces
donde se rompe acabas.
Y si t...

Félix de Azúa


Casa de Piel

Igual que en esas series
de cajas chinas, donde va el espacio
acotándose más y más, ciñéndose
a una cuadrada almendra de vacío
en la que todo es íntimo y sensible
a la añorada percepción...

Alfonso Canales


Si tú cariño no esta

Como pensar
Que todo sigue igual
Que la vida es la misma
Que nada ha cambiado ya
Como fingir que la felicidad me acompaña
Que soy el mismo hombre
Que esta es la misma ciu...

MIZTLI


Credo

No acostumbro a decir amo, te amo,
sino cuando el amor me inunda todo
desde los ojos hasta los zapatos.
Mi cuerpo es una sola verdad y cada músculo
resume una experiencia de entusiasmo.

Una ve...

Jorge Debravo


El poder arbitrario constituye una tentación natural para un príncipe, como el vino o las mujeres para un hombre joven, o el soborno para un juez, o la avaricia para el viejo, o la vanidad para la muj...

Jonathan Swift


En mi casa he reunido juguetes pequeños y grandes, sin los cuales no podría vivir. El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le har...

Pablo Neruda