Cruzo llorando enrique heine ( 2 )

Cruzo llorando enrique heine. Encuentra docenas de cruzo llorando enrique heine con fotos para copiar y compartir.


cruzo llorando enrique heine


Llorando más allá de lo debido, con ese inmenso dolor te vas marchitando, sin que tu llanto se vea como solución a la desgracia.

Sófocles

cruzo llorando enrique heine


Escribo porque me resulta un placer que no puedo traducir. No soy pretenciosa. Escribo para mí, para sentir mi alma hablando y cantando, a veces llorando...

Clarice Lispector


cruzo llorando enrique heine


Y a la ciudad está dormida, yo solo cruzo su silencio y tengo miedo que despierte al suave roce de mis pasos lentos...

Abraham Valdelomar


Se necesita un amigo para dejar de llorar. Para no vivir de cara al pasado, en busca de memorias perdidas. Que nos palmee el hombro, sonriendo o llorando, pero que nos llame amigo, para tener la conci...

Vinicius de Moraes

cruzo llorando enrique heine


Nunca voy con los que lloran y siempre con los que cantan. Los paisanos de mi pueblo cuando tienen un dolor, en lugar de andar llorando, cantan debajo del sol.

Facundo Cabral


Un amigo me preguntaba porqué no construíamos ahora catedrales como las góticas famosas, y le dije: "Los hombres de aquellos tiempos tenían convicciones; nosotros, los modernos, no tenemos más que opi...

Heinrich Heine


cruzo llorando enrique heine


Las mujeres, como las espadas, cuando más respeto inspiran es cuando están desnudas.

Enrique Jardiel Poncela

cruzo llorando enrique heine


El amor es como la salsa mayonesa: cuando se corta, hay que tirarlo y empezar otro nuevo.

Enrique Jardiel Poncela

cruzo llorando enrique heine


La amistad, como el diluvio universal, es un fenómeno del que todo el mundo habla, pero que nadie ha visto con sus ojos.

Enrique Jardiel Poncela


cruzo llorando enrique heine


Los senos de la mujer son la única persistencia del hombre; los coge al nacer y ya no los suelta hasta morir de viejo.

Enrique Jardiel Poncela

cruzo llorando enrique heine


Todos tenemos nuestra casa, que es el hogar privado; y la ciudad, que es el hogar público.

Enrique Tierno Galván

cruzo llorando enrique heine


La medicina es el arte de acompañar al sepulcro con palabras griegas.

Enrique Jardiel Poncela

cruzo llorando enrique heine


Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres.

Heinrich Heine


cruzo llorando enrique heine


La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.

Heinrich Heine

cruzo llorando enrique heine


Todavía no se ha descubierto la brújula para navegar en la alta mar del matrimonio.

Heinrich Heine

cruzo llorando enrique heine


Dios me perdonará: es su oficio.

Heinrich Heine

cruzo llorando enrique heine


Déjame que llore como aquel que sufre en vida la tortura de llorar su propia muerte.

Enrique Santos Discépolo


Solo El Amor

La angustia es siempre
indocumentada ave
que se aposenta
mirando ansioso a todas partes.
Solo al mirarse de frente
en el trémulo pozo del alma
hasta embarrarse de luz
la médula ...

Enrique Jaramillo Levi

cruzo llorando enrique heine


Los bolsillos de los gobernantes deben ser de cristal.

Enrique Tierno Galván


Hay Solo Dos Países

Hay solo dos países: el de los sanos y el de los enfermos
por un tiempo se puede gozar de doble nacionalidad
pero, a la larga, eso no tiene sentido
Duele separarse, poco a po...

Enrique Lihn

cruzo llorando enrique heine


El poder es como un explosivo: o se maneja con cuidado, o estalla.

Enrique Tierno Galván

cruzo llorando enrique heine


Donde se quiere a los libros también se quiere a los hombres.

Heinrich Heine

cruzo llorando enrique heine


Es muy fácil perdonar a nuestros enemigos cuando no tenemos los medios de aniquilarlos.

Heinrich Heine

cruzo llorando enrique heine


Los sabios emiten ideas nuevas; los necios las expanden.

Heinrich Heine

cruzo llorando enrique heine


La dictadura es el sistema de gobierno en el que lo que no está prohibido es obligatorio.

Enrique Jardiel Poncela

cruzo llorando enrique heine


Ser libre es dejar de depender de alguien para depender de todos.

Enrique Jardiel Poncela


cruzo llorando enrique heine


Uno busca lleno de esperanzas el camino que los sueños prometieron a sus ansias.

Enrique Santos Discépolo

cruzo llorando enrique heine


Buenas Noches, Aquiles

Ahora sí que te dimos en el talón
La muerte de la que huyas
Correrá acompasadamente a tu lado

Buenas noches, Aquiles

Enrique Lihn

cruzo llorando enrique heine


Todo delito que no se convierte en escándalo no existe para la sociedad.

Heinrich Heine

cruzo llorando enrique heine


Intentar definir el humorismo, es como pretender atravesar una mariposa, usando a manera de alfiler un poste telegráfico.

Enrique Jardiel Poncela


Bruja

Habitada por el viento
que en recinto cerrado
se pone a mecer tus cabellos,
nocturnas voces musitan
lapidarios dialectos
por el fluir de tus ojos.
Brilla y parece desvanecerse
el calor de tu pi...

Enrique Jaramillo Levi

cruzo llorando enrique heine


El tango es un pensamiento triste que se baila.

Enrique Santos Discépolo

cruzo llorando enrique heine


Historia es, desde luego exactamente lo que se escribió, pero ignoramos si es lo que sucedió.

Enrique Jardiel Poncela

cruzo llorando enrique heine


La juventud es un defecto que se corrige con el tiempo.

Enrique Jardiel Poncela

cruzo llorando enrique heine


Cuando el trabajo no constituye una diversión, hay que trabajar lo indecible para divertirse.

Enrique Jardiel Poncela

cruzo llorando enrique heine


El "etcétera" es el descanso de los sabios y la excusa de los ignorantes.

Enrique Jardiel Poncela

cruzo llorando enrique heine


Construye tu cabaña en el valle, pero nunca lo hagas en la cima.

Heinrich Heine

cruzo llorando enrique heine


La "vida fácil" suele ser la más difícil.

Enrique Jardiel Poncela

cruzo llorando enrique heine


Hay dos maneras de conseguir la felicidad, una hacerse el idiota; otra serlo.

Enrique Jardiel Poncela

cruzo llorando enrique heine


Bendito sea el caos, porque es síntoma de libertad.

Enrique Tierno Galván