Poemas sobre la niebla

Poemas sobre la niebla. Encuentra docenas de poemas sobre la niebla con fotos para copiar y compartir.


poemas sobre la niebla


Buscando rosas en otoño,
la niebla celosa me envolvió
rencorosa,al verte esperándome
con tu amor en retoño.
Celosa no permitió que me acercara a ti
a compartir ese amor que me lo entregarías.

Miguel Visurraga Sosa

poemas sobre la niebla


Hay un arte de anochecer. De la entrada del cuerpo al alma, de la niebla a la redondez y del círculo al cielo.

José Barroeta


poemas sobre la niebla


En su rostro advertí realmente aquella niebla que suele subir siempre mientras dura la sensación de placer que produce el creerse por encima de otros.

Georg Christoph Lichtenberg

poemas sobre la niebla


La solemne niebla, significativa y movediza. El tonto con los jueces, entre los tontos un juez.

William Cowper


días con niebla entre la niebla y yo tenemos una guerra por tu amor por tu belleza tan linda que iluminas mi corazón teniendo tinieblas la guerra de la niebla y mi guerra con ella yo te puedo proteger...

javieitordestruc

poemas sobre la niebla


Cuando nació mi hija sentí que me quitaban un velo y desaparecía una capa de niebla de mi propia vida

Johnny Depp


poemas sobre la niebla


Yo escribo este poema, que no debía escribir, en el cuaderno de la naturaleza atónita, con tinta usurpada a la noche, arrastrando niebla suspirante.

Luis Alberto Costales

poemas sobre la niebla


Hay niebla y vengo triste, tu amor es una ausencia, tu amor digo mi amor, amor que quedó en nada.

Idea Vilariño

poemas sobre la niebla


Tengo el decir enfermo de una niebla lejana, oh Dios, y se me torna de humo la palabra. Yo la deseo límpida... Yo la ambiciono diáfana...

Agustín Acosta


poemas sobre la niebla


Somos siluetas recortadas, somos hueros fantasmas que se mueven en la niebla, sin perspectiva

Virginia Woolf

poemas sobre la niebla


Burzum no suena exactamente de una forma brutal, pero crea el sonido de la niebla y de la depresión, el mal de fondo puede ser también muy importante.

Øystein Aarseth


Nueva Presencia

Venías de tan lejos como de algún recuerdo.

Nada dijiste. Nada. Me miraste a los ojos.
y algo en mí, sin olvido, te fue reconociendo.

Desde una azul distancia me caminó las v...

Meira Delmar


Souvenir

Este amor que ha llegado entre la niebla,
igual que en otro invierno, sigiloso,
todo un ayer con su presencia puebla.
No turbarán el don de su reposo
crueles palabras ni celosos daños.
Solo ...

Alberto Angel Montoya



Sin Querer

Sin querer,
sin encontrar una niebla de olvido
que me haga extraviarme en mi presente,
que no recuerdo
porque la luz es excesiva;

sin querer,
sin desaprender esa música
lejana -y consegui...

Ángel Crespo


Línea Del Alba

III

Tienes la frente al alba:
ella cuenta los poros de tu cuerpo,
en las laderas del sueño,
con los hombros quemados.

En el alba se vierte la costumbre del alma,
se agita el pulso de...

Efraín Huerta


Perfil

La imposible belleza de ese perfil me tienta,
las luces de la noche dando brillo a sus ojos,
la hermosura y el vértigo, la espiral que me acerca
los labios deseosos y el amor y su niebla.

Ojo...

José Lupiáñez


Raíz Antigua

No es de ahora este amor.

No es en nosotros
donde empieza a sentirse enamorado
este amor por amor, que nada espera.
Este vago misterio que nos vuelve
habitantes de niebla entre los otro...

Meira Delmar


A La Línea

A ti, contorno de la gracia humana,
recta, curva, bailable geometría,
delirante en la luz, caligrafía
que diluye la niebla más liviana.

A ti, sumisa cuanto más tirana
misteriosa de flor y...

Rafael Alberti


La Última Costa

Había una barcaza, con personajes torvos,
en la orilla dispuesta. La noche de la tierra,
sepultada.
Y más allá aquel barco, de luces mortecinas,
en donde se apiñaba, con fervor, aunqu...

Francisco Brines


Jardín

La sonrisa apagada y el jardín en la sombra.
Un mundo entre los labios que se aprietan en lucha.
Bajo mi boca seca que la tuya aprisiona
siento los dientes fuertes de tu fiel calavera.

Hay un...

Pablo García Baena


Amigo de Las Nubes

Forastero perdido en el planeta
entre piedras ilustres, entre máquinas
reparto el sol del trópico en monedas.

Ciudadanos de niebla, hombres del viento
y del disfraz azul, de la al...

Jorge Carrera Andrade


Noche de Las Sirenas

Sombras por las esquinas de la noche,
luna roja de sangre, ojo colérico,
que desde el aguacero nos contempla.

Noche de las sirenas, mar de invierno,
luces lejanas figurando astr...

José Lupiáñez


Epigrama Con Muro

Entre tú y yo/mengana mía/ se levantaba
un muro de Berlín hecho de horas desiertas
añoranzas fugaces

tú no podías verme porque montaban guardia
los rencores ajenos
yo no po...

Mario Benedetti


Juan Gert

Mi sueño se hizo dulcemente cal.
La bóveda perfecta de tu cráneo
enclavada en la mariposa de mis huesos
es frágil tulipán
coronando las alas abiertas de la pelvis.

Sacas el molde al mundo
...

Yolanda Bedregal


Noche

Sobre la nieve se oye resbalar la noche.

La canción caía de los árboles,
y tras la niebla daban voces.

De una mirada encendí mi cigarro.

Cada vez que abro los labios
inundo de nubes el vacío...

Vicente Huidobro


Mirador Umbrío

Desde la torre observas cómo cae la tarde,
las últimas montañas perdidas con la niebla,
los árboles que ascienden levemente, el abismo,
el fulgor de los astros que brillan por tus ojos...

José Lupiáñez



Lastres

Canta el mar a mis pies, canta y resuena,
y dice su mensaje apresurado
hasta escalar la soledad del prado
donde otra playa de verdor se estrena.

Se ve en la hondura el oro de la arena,
la sa...

José García Nieto


Niebla

Te llevo toda en mí, forma y sustancia
susurrante dulzor, roce de sueño,
susurrante dulzor, roce de sueño,
hálito floreal de tu distancia.

Abre el día en tu cálido diseño
y la noche en tu nóm...

Carlos López Narváez


La Visita Del Arcángel

Verte, como tras niebla, vuelto el rostro,
oculta la cabeza entre las sombras,
y vislumbrar el suelo ajedrezado,
los hondos muros blancos, la ventana
y tras ella el paisaje, un...

Abelardo Linares


Corazón Partidario

Mi corazón, lo sabes,
no está con el que triunfa o que lo espera,
con el juramento mercader
que acecha el buen provecho,
se agazapa, salta sobre la utilidad, que es su querida,

bu...

Carlos Bousoño


el momento a llegado puedo sentir la niebla de su aliento con voz sedienta advirtiendo
seduciendo al mas alla... el momento a llegado
porque correr si por mi a venido porque escapar si no me a atra...

cesarobregone


Inundación

El río trajo troncos y lúbricos helechos:
la creciente mantuvo mi memoria anegada.
La inundación es gris. La niebla húmeda nada
entre ruinas y patos y lúgubres desechos.

Mundos rotos, bar...

Efraín Bartolomé


A La Cintura de Una Muchacha

Oh, delgado contorno de la vida.
El fluir de la sangre en él acaba.
Oh, columna de luz y ansia de lava.
Volcán para mi mano estremecida.

Límite de la tarde preferida,
ba...

Vicente Gaos


Si no existiera la demencia, de que serviria tener pasiencia?

Si no existiera tu precensia, para que esperaria aqui en pleno atardecer?

Si no existieran las lagrimas, de que serviria la riza?
y...

Tovléz


¡ay, Terca Niña!...

¡Ay, terca niña!
Le dices que no al viento,
a la niebla y al agua:
rajas al viento,
partes la niebla,
hiendes el agua.
Te niegas a la luz profundamente:
la rechazas,
ya teñida de ...

Dámaso Alonso


Bajo Las Luces Rojas

Sus cuerpos bajo aquella luz rojiza,
su desnudo irreal entre la rasa niebla.
Fosforescía el cuarto, altas paredes
con blancos azulejos. Pensé: es un hospital,
quizás la habitació...

Abelardo Linares


Memoria que se queda en las madrugadas frias.
Memoria que soportan la hipocrecia.
Memoria que desvacen el ama cuando ya no hay calma.
Mmemoria indelebre cuando cuando ya no se ama.

En medio d...

Maria feliz


Elegía

Morir serenamente como nunca he vivido
y ver pasar los coches como en una pantalla
y las canciones lentas de Nat King Cole
un saxofón un piano los atardeceres en las terrazas bajo los
parasole...

Pere Gimferrer


Te Busco

Déjame que, tendido en esta noche,
avance, como un río entre la niebla,
hasta llegar a Ti, Dios de los hombres,
donde las almas de los muertos velan.

Los cuerpos de los tristes que cayeron,...

José Luis Hidalgo


El Bote Viejo

Bajo brillante niebla,
de saladas actinias cubierto,
amaneció en la playa,
un bote viejo.

Con arena, se mira
la banda de sus bateleros,
y en la quilla verdosos
calafateos.

Bote triste...

José María Eguren