Poema a la bandera de nicaragua

Poema a la bandera de nicaragua. Encuentra docenas de poema a la bandera de nicaragua con fotos para copiar y compartir.


poema a la bandera de nicaragua


Este movimiento es nacional y antiimperialista. Mantenemos la bandera de libertad para Nicaragua y para toda Hispanoamérica. Por lo demás en el terreno social, este movimiento es popular.

Augusto César Sandino


Bandera ecuatoriana mi estandarte de tres colores.
Al viento de la mañana, ya flameas con honores.
El amarillo simboliza la abundancia y fertilidad de los cultivos y la tierra.
El azul representa...

Kary Escalante


poema a la bandera de nicaragua


Perón es el único soldado que ha quemado su bandera y el único católico que ha quemado sus iglesias.

Winston Churchill


En uno de aquellos días manifesté a mis amigos que si en Nicaragua hubieran cien hombres que la amaran tanto como yo, nuestra nación restauraría su soberanía absoluta. Mis amigos me contestaron que po...

Augusto César Sandino

poema a la bandera de nicaragua


De esta manera sangrienta, han sido una vez más castigados los asesinos extraños y los patricidas que durante tanto tiempo han humillado la soberanía de mi amada Nicaragua.

Augusto César Sandino

poema a la bandera de nicaragua


Padecemos menos dictaduras que antaño, solo Cuba y su candidata a secundarla, Venezuela, y algunas seudodemocracias populistas y payasas, como las de Bolivia y Nicaragua

Mario Vargas Llosa


poema a la bandera de nicaragua


Desde que me subí al avión y vi la bandera de México me emocioné mucho. Yo buscaba a México, yo creía en México sin conocerlo

Chavela Vargas

poema a la bandera de nicaragua


Es necesario que nos crucifiquemos con Jesucristo; la cruz es su bandera y su estandarte; quien no lo quiere seguir no es digno de ser su discípulo

Don Bosco

poema a la bandera de nicaragua


Andará Nicaragua su camino en la gloria, porque fue sangre sabia la que hizo su historia

Silvio Rodríguez


poema a la bandera de nicaragua


Se partió en Nicaragua otro hierro caliente, con que el águila daba su señal a la gente, se partió en Nicaragua otra soga con cebo, con que el águila ataba por el cuello al obrero

Silvio Rodríguez

poema a la bandera de nicaragua


Nosotros Juramos ante Dios y la Bandera defender la Patria y sus instituciones, y eso fue lo que hicimos el 4 de Febrero

Hugo Chávez


Nadie puede justificar, por ningún motivo, la matanza indiscriminada de civiles indefensos. Ninguna causa o bandera puede validar el uso del terror asesino en contra de mujeres, hombres y niños.

Rigoberta Menchú

poema a la bandera de nicaragua


La no violencia ha de ser la única bandera de combate entre los ejércitos humanos. Ella prevalecerá

Mahatma Gandhi



La Doncella está cerca de vosotros; ella no puede, como antaño, llevar ante vosotros la bandera, pesadas cadenas la retienen; pero su alma, libre, se lanza fuera de la prisión en alas de vuestro canto...

Friedrich Schiller

poema a la bandera de nicaragua


No estamos hablando de alzar un nuevo estandarte político, sino más bien de librar la vieja bandera socialista de aquellos que se han envuelto en sus pliegues.

Benito Mussolini

poema a la bandera de nicaragua


Yo no quiero perras, yo quiero guerrilleras, que como Ensslin hagan de la solidaridad su bandera

Pablo Hasél


Yo no quise ni quiero nada para mí. Mi gloria es y será siempre el escudo de Perón y la bandera de mi pueblo. Y aunque deje en el camino jirones de mi vida, yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo ...

Eva Perón

poema a la bandera de nicaragua


A veces, basta con alzar una bandera para descubrir un ejército dispuesto a luchar.

Rosa Díez

poema a la bandera de nicaragua


Y pongamos alrededor de la estrella, en la bandera nueva, esta fórmula del amor triunfante: 'Con todos y para el bien de todos

José Martí

poema a la bandera de nicaragua


La arcilla fundamental de nuestra obra es la juventud, en ella depositamos nuestra esperanza y la preparamos para tomar de nuestras manos la bandera.

Che Guevara


Ellos nunca han ganado una guerra. La Segunda Guerra Mundial la ganaron los rusos; la de Corea la ganaron los rusos; en Vietnam ganó Rusia; en Nicaragua ganó Rusia. ¿Y en Irán quién ganó? Good bye

Augusto Pinochet


Con la segura confianza de que el pueblo mexicano lucharía sin cesar contra la inicua invasión extranjera, en defensa de sus derechos y de su libertad. Salió el gobierno para seguir sosteniendo la ban...

Benito Juárez


La carne es extremadamente débil, y no tanto por su culpa, pues el espíritu, cuyo deber, en un principio, sería levantar una barrera contra todas las tentaciones, es siempre el primero en ceder, en iz...

José Saramago


Creemos en un Estados Unidos generoso, un Estados Unidos compasivo, un Estados Unidos tolerante, abierto a los sueños de una hija de inmigrantes que estudia en nuestras escuelas y jura fidelidad a nue...

Barack Obama

poema a la bandera de nicaragua


Las barras y las estrellas se adueñan de mi bandera, y nuestra libertad no es otra cosa que una ramera

Ricardo Arjona


Al fin miramos a nuestro alrededor, consultamos nuestras conciencias, levantamos nuestras frentes, sacudimos nuestro letargo, nos inspiramos en nuestras convicciones, dirigimos los ojos hacia la bande...

Leandro Alem


poema a la bandera de nicaragua


Yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria

Eva Perón


Ni en Estados Unidos, ni en Alemania, ni en el Reino Unido, ni en Francia, ni en ningún otro país normal sufren esa alergia que padece aquí la izquierda no solo con la Historia de España sino hasta co...

José María Aznar


¿Confiesa que ha vivido? -Bueno, sigo vivo, sigo leyendo, sigo escribiendo y viendo películas, y como les dijo Arturo Prat a los suicidas de la Esmeralda, mientras yo viva, esta bandera no se arriará.

Roberto Bolaño

poema a la bandera de nicaragua


Y verás el resurgir, poderoso, del guerrero, sin miedo a leyes ni a nostalgias; y caer mil veces más y levantarse de nuevo, sin más bandera que sus güevos.

Roberto Iniesta

poema a la bandera de nicaragua


Que ninguna bandera o compañía es perfecta; e incluso en la de Cristo, que fue como él mismo se la quiso reclutar, hubo uno que lo vendió, otro que lo negó y otro que no lo creyó.

Arturo Pérez-Reverte


Cuando ninguno de los votos de Nueva York viene a Madrid, creo que eso tiene que hacer pensar. Al final los actos en la vida tienen consecuencias, pero claro, cuando tenemos un presidente del Gobierno...

Ana Botella


Las bellas mujeres aprestan coronas de flores, y bajo los pórticos vense sus rostros de rosa; y la más hermosa sonríe al más fiero de los vencedores. ¡Honor al que trae cautiva la extraña bandera; hon...

Rubén Darío

poema a la bandera de nicaragua


unas manchas de sangre tiñeron la nieve; de un rojo brillante a juego con la bandera que ondeaba encima.

Ken Follett


La bandera del Poder de los obreros y campesinos ondeó triunfante durante quince días en Asturias.... Mas no debemos olvidar que allí nuestros hermanos, nuestros héroes, lucharon unidos y por eso triu...

José Díaz Ramos


Ya que el comercio ignora las fronteras nacionales y la industria insiste en tener el mundo como mercado, la bandera de su nación los debe seguir, y las puertas de las naciones cerradas deben ser derr...

Woodrow Wilson


El libio que lleva la bandera monárquica (oficial en Libia hasta 1969 y ahora portada por los rebeldes) no tiene dignidad, ni familia, ni tribu. No tiene religión ni valores. No es un hombre y la muer...

Muamar el Gadafi


Es muy triste que, con los años que hace que vive en el Estado español, Valdano aún no haya entendido esto. Esto dice muy poco de los políticos que están gobernando en el llamado Estado plurinacional....

Joan Laporta


Solo disfruto ahora con la televisión. Me paso la mayor parte del día viendo los concursos, las películas antiguas, los culebrones e, incluso, los programas infantiles y los dibujos animados. Y no soy...

Daniel Keyes


Tampoco entendían que los extranjeros plantaran una bandera en el suelo, marcaran líneas imaginarias, lo declararan de su propiedad y se ofendieran si alguien entraba persiguiendo a un venado. La idea...

Isabel Allende