Poemas de cuatro estrofas ( 2 )

Poemas de cuatro estrofas. Encuentra docenas de poemas de cuatro estrofas con fotos para copiar y compartir.



Y en estas cuatro cosas -creencia en los espíritus, ignorancia de las causas segundas, devoción a lo que suscita el temor de los hombres y el tomar como presagio lo que es casual- consiste la semilla ...

Thomas Hobbes

poemas de cuatro estrofas


Tú y yo somos dos, ya sabes que te quiero, pero dos y dos son cuatro, y cuatro los PLATERO

Fito Cabrales


poemas de cuatro estrofas


Dame cuatro mil Extremoduros y quítame gigantes yanquis de pies de barro, que me da la risa.

Kutxi Romero


todo eso es diletancia. El matrimonio y la familia no son más que lo que nosotros hacemos de ellos. Sin eso, no son más que un pesebre de hipocresías. Morralla y palabrería. Pero si hay amor de verdad...

Carlos Ruiz Zafón

poemas de cuatro estrofas


Fue mágico. Quiero decir, hubo momentos de cariño entre cuatro personas. Un acercamiento increíble, con cuatro jóvenes que realmente se amaban, fue realmente sensacional.

Ringo Starr


Se ha consumado este fin de semana ese acuerdo sin luz, sin taquígrafos, sin transparencia, sin democracia, sin nada que lo haga decente, por el cual el gobierno de España ha reconocido la nación cata...

Federico Jiménez Losantos



Comenzaban por hacer una fogata en el patio con leña y carbón. Encima se colgaba de un trípode una olla de hierro negra por el uso, donde se echaban los ingredientes, en proporción de cuatro tazas de ...

Isabel Allende


¿Cuánto hace que estás acá, Willie?

Él conocía la respuesta. ?Cuatro años.

-¿Cuántos veranos?

-Cuatro.

-Cuatro veranos. Esos turcos te están robando tus veranos. Te están r...

Billy Hayes

poemas de cuatro estrofas


El atrapasueños tiene cuatro plumas que representan y protegen a Brandi, Trace, Braison y Noah

Miley Cyrus



Happy New Year

Mira, no pido mucho,
solamente tu mano, tenerla
como un sapito que duerme así contento.
Necesito esa puerta que me dabas
para entrar a tu mundo, ese trocito
de azúcar verde, de redondo...

Julio Cortázar


Al Salir A La Calle...

Al salir a la calle, sobre los plátanos,
muy por encima y por detrás de sus hojas
doradas y crujientes, el cielo, muy por encima
azul, intenso y transparente de la helada.
A cu...

Olvido García Valdés


Nocturno

Tengo esta noche las manos negras, el corazón sudado
como después de luchar hasta el olvido con los ciempiés del humo.
Todo ha quedado allá, las botellas, el barco,
no sé si me querían, y si...

Julio Cortázar


Amor de Tarde

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cuatro
y acabo la planilla y pienso diez minutos
y estiro las piernas como todas las tardes
y hago así con los hombros...

Mario Benedetti



El amor es una palabra con cuatro silabas perdidas:
Arde el corazon sin ninguna explicacion.
Mueres por el sin que el muera por ti.
Obsesionada por tenerlo pero al final solo queda un corazon mas q...

mariana jaimes perez


Milonga

Sobre las mesas,
botellas decapitadas de «champagne» con corbatas blancas de payaso,
baldes de níquel que trasuntan enflaquecidos brazos y espaldas de «cocottes»
El bandoneón canta con espere...

Oliverio Girondo


Apocalipsis

Ella no es Pomona. Ni, como las Danaides,
una daga dorada oculta entre los senos.
Ella no es Calíope, aunque sea la voz y la belleza.
Y aunque, como las Náyades, ame fuentes y bosques,
no...

Juana Castro


Como sentir la brisa del mar
si estoy entre las cuatro paredes de la soledad
como escuchar el canto de las aves al volar
si me concentro solo en escuchar tu voz una vez mas
como mirar los rayos de...

Tovléz


Mis ojitos con los tuyos
se forman cuatro espejos,
un amor cuando se quiere
no importa que vivan lejos.

El día que yo me vaya
con que pena me ire
dejandote vida mia
sin saber si volvere

internet


Tristemente bendigo las horas en que te veo,
en ellas hay un puñado de mandarinas
que abrazzan el árbol cuando son las cuatro y media.

Si te quiero o no
lo se cuando subo al abismo
lleno de tus...

marina


los cuatro besos que te otorga el Creador
nacimiento, vida y muerte
el cuarto son los mensajes de los hombres
y de las religiones que no han derramado
sangre a la humanidad.

...

Ignacio Rivas Castro


por un beso de tu boca dos caricias te daria
tres abrezos que demuestren cuatro veces mi alegria...

y en la quinta sinfonia de mi sexto pensamiento
siete veces te diria las ocho letras de un te q...

micaela abregu


Eres un sueño..mi sueño!
Ese sueño hecho realidad y que siempre he esperado a que llegara a mi lado...
Y ahora que estas aqui,me gustaría que no llegase el mañana,para asi no volver a perderte...Vol...

Tux


"CUATRO GATOS"

Baila el brillo interminable
de los ojos opacos del sol
sobre los montes donde fui ciego
de todo lo que los hombres
me intentaron imponer
con sus manos
de homicidio i...

Alexander Vórtice


Lo Imposible

Por odio de lo fácil detesto la aventura.
¿Qué mayor aventura que abrir una ventana,
mirar pasar las nubes mientras pasa la tarde,
acariciar tu pelo, acostarse temprano,
escuchar una voz...

José Luis García Martín


Es la esencia del amor, es tu suave y delicada mirada, que es como la quinta sinfonía de Beethoven, tu sonrisa un deleite como las cuatro estaciones de Vivaldi, tu personalidad un destello que me recu...

carlos Casanti

poemas de cuatro estrofas


Un beso
dos abrazos
tres caricias me darian
cuatro veces mi alegria y en
kinta sinfonia d mi
sexto pensamiento
siete vecS te daRia laS
ocHo letras de un
TE QUIERO

Fernanda Moyano


poemas de cuatro estrofas


Tragedia,enlute en vida.
Noche para ahogarse,
espera calmada en el silencio,
tres,cuatro,cinco,
la quinta fue el estallido fatal.

Miguel Visurraga Sosa


Desde que te vi me enamore de ti, pero a sido tan difícil poder ocultar el amor que en mi corazón hay; quisiera poder gritarlo a los cuatro viento, quisiera decirlo sin ningún miedo. Ahora
Solo queda...

Juli E. Romero

poemas de cuatro estrofas


EN NUESTRO AMOR NO HAY PLOBLEMAS
EN NUESTRO AMOR NO HAY LIMITES
PERO SI THU ME DICES K ME AMAS
PODRIA GRITAR ALOS
CUATRO VIENTOS
¡¡¡TE AMO!!!

karolina


Ensueño

Te esperaré cual lo acordado
En ese parque desolado
Con una flor de un ensueño arrancado
En mis desvelos por encontrarte.

Llegarás en hora puntual
Cuatro de la tarde,
Con el sol aqu...

Miguel Visurraga Sosa


AMOR. Cuantas veces he escuchado esta palabra, cuantas bocas han pronunciado estas cuatro palabras, que aparentemente no tienen nada de especial; que suenan tan vacías y sin sentido; cuantas personas ...

endersi14


DOS PAREJAS

Dos parejas de moral faltada
Allá en un prestigioso motel
Donde en carro es la entrada
y se ama aquel que es infiel

Los cuatro mucho se amaron
Y entre si fueron sorprendidos
p...

ju


Ajustando la inflación - buena universidad estatal - de un ajuste de, digamos $45,000 al año, dos hijos, a cuatro años de universidad... $360.000. Restante hipoteca de la casa, $107,000. Línea de equ...

Breaking Bad


El juez, con guardia civil,
por los olivares viene.
Sangre resbalada gime
muda canción de serpiente.
Señores guardias civiles:
aquí pasó lo de siempre.
Han muerto cuatro romanos
y cinco ...

Federico García Lorca

poemas de cuatro estrofas


Cuatro cosas hay que nunca vuelven más: una bala disparada, una palabra hablada, un tiempo pasado y una ocasión desaprovechada.

Proverbio árabe

poemas de cuatro estrofas


Para obtener el éxito verdadero hágase estas cuatro preguntas: ¿Por qué? ¿Por qué no? ¿Por qué no yo? ¿Por qué no ahora?.

James Allen

poemas de cuatro estrofas


Sobre el ladrillo. . . Primer material creado por el dominio de la inteligencia humana sobre los cuatro elementos: tierra, aire, agua y fuego.

Eduardo Torroja Miret

poemas de cuatro estrofas


Que dos y dos sean necesariamente cuatro, es una opinión que muchos compartimos. Pero si alguien sinceramente piensa otra cosa, que lo diga. Aquí no nos asombramos de nada.

Antonio Machado

poemas de cuatro estrofas


Cuatro características corresponden al juez: escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.

Sócrates


No sé en qué consiste que soy naturalmente curioso; es un deseo de saberlo todo que nació conmigo, que siento bullir en todas mis venas, y que me obliga más de cuatro veces al día a meterme en rincone...

Mariano José De Larra