Frases para una madre muerta

Frases para una madre muerta. Encuentra docenas de frases para una madre muerta con fotos para copiar y compartir.


frases para una madre muerta


Madre de madres, eres mi mundo entero
eres la inspiracion de este hermoso verso
me tuvistes de brazos, me cuidastes y amastes
y te agradesco mi madre, Madre de Madres

Maria Rondon Madre

frases para una madre muerta


El mayor destructor de la paz es el aborto porque, si una madre puede matar a su propio hijo, ¿qué queda para que te mate y que me mate? No hay nada entre.

Madre Teresa De Calcuta



frases para una madre muerta


El amor, para que sea auténtico, debe costarnos.

Madre Teresa De Calcuta

frases para una madre muerta


No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar.

Madre Teresa De Calcuta

frases para una madre muerta


Sin un corazón lleno de amor y sin unas manos generosas, es imposible curar a un hombre enfermo de su soledad.

Madre Teresa de Calcuta

frases para una madre muerta


La disciplina es el mejor amigo del hombre, porque ella le lleva a realizar los anhelos más profundos de su corazón.

Madre Teresa De Calcuta



frases para una madre muerta


Mi mayor orgullo es ser tu madre, gracia por ser mi hija.

gpm

frases para una madre muerta


¡MUJER! Eres novia, eres esposa, eres... Amante, eres madre... ¡MUJER!... Eres una rosa roja para la vida!
Y... un clavel para el amor.

Jackselins Arteaga



frases para una madre muerta


Una casa será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hemano complaciente.

Confucio


Un padre puede darle la espalda a su hijo, hermanos y hermanas pueden convertirse en inveterados enemigos, los maridos pueden abandonar a sus esposas, pero el amor de una madre dura para siempre.

Washington Irving

frases para una madre muerta


No existe la madre perfecta, pero hay un millón de maneras de ser una buena madre.

Jill Churchill


El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió.

Madre Teresa De Calcuta

frases para una madre muerta


No podemos hacer grandes cosas, pero sí cosas pequeñas con un gran amor.

Madre Teresa De Calcuta

frases para una madre muerta


El amor es un fruto que madura en todas las estaciones y que se encuentra al alcance de todas las manos.

Madre Teresa De Calcuta

frases para una madre muerta


Si no tenemos paz en el mundo, es porque hemos olvidado que nos pertenecemos el uno al otro, que ese hombre, esa mujer, esa criatura, es mi hermano o mi hermana.

Madre Teresa De Calcuta

frases para una madre muerta


La revolución del amor comienza con una sonrisa. Sonríe cinco veces al día a quien en realidad no quisieras sonreír. Debes hacerlo por la paz.

Madre Teresa De Calcuta

frases para una madre muerta


Nuestra tarea consiste en animar a cristianos y no cristianos a realizar obras de amor. Y cada obra de amor, hecha de todo corazón, acerca a las personas a Dios.

Madre Teresa de Calcuta

frases para una madre muerta


El dinero solo puede comprar cosas materiales, como alimentos, ropas y vivienda. Pero se necesita algo más. Hay males que no se pueden curar con dinero, sino solo con amor.

Madre Teresa De Calcuta

frases para una madre muerta


El sufrimiento de unos puede ser provocado por la ambición de otros.

Madre Teresa De Calcuta

frases para una madre muerta


El que no sirve para servir, no sirve para vivir.

Madre Teresa de Calcuta

frases para una madre muerta


La superstición es a la religión lo que la astrología es a la astronomía, la hija loca de una madre cuerda.

Voltaire

frases para una madre muerta


No existe un corazón, como el corazón de la Madre.

Martín Breton

frases para una madre muerta


Una madre tiene algo de Dios y mucho de ángel.

José Fernández Del Cacho

frases para una madre muerta


El agradecimiento que solo consiste en el deseo, es cosa muerta, como es muerta la fe sin obras.

Miguel de Cervantes

frases para una madre muerta


No hay madre como la de uno mismo.

Proverbio Africano

frases para una madre muerta


Creo que, si en el nacimiento de un niño una madre pudiera pedirle al hada madrina dotarlo con el mejor regalo, éste sería la curiosidad.

Eleanor Roosevelt

frases para una madre muerta


Madre no hay más que una.

Refrán

frases para una madre muerta


No soy hermosa. Mi madre una vez me llamó patito feo. Pero, separando las cosas, tengo algunas buenas características.

Audrey Hepburn

frases para una madre muerta


Aun viéndote sucia y borracha, me arrodillo para nombrarte: ¡Madre!.

Ernesto Esteban Echenique

frases para una madre muerta


La madre y la hija, por dar y tomar son amigas.

Refrán

frases para una madre muerta


La agricultura es la madre fecunda que proporciona todas las materias primeras que dan movimiento a las artes y al comercio.

Manuel Belgrano

frases para una madre muerta


Quien discute sobre si se puede matar a la propia madre no merece argumentos sino azotes.

Aristóteles

frases para una madre muerta


La unión simbiótica tiene su patrón biológico en la relación entre la madre embarazada y el feto. Son dos y, sin embargo, uno solo. Viven juntos (sym-biosis), se necesitan mutuamente.

Erich Fromm

frases para una madre muerta


La madre y el delantal, tapan mucho mal.

Refrán

frases para una madre muerta


La sabiduría de este mundo es la madre y raíz de todos los males.

Erasmo de Rotterdam

frases para una madre muerta


El autor que habla de sus propios libros es peor que la madre que solo habla de sus hijos.

Benjamin Disraeli

frases para una madre muerta


La injusticia es una madre jamás estéril: siempre produce hijos dignos de ella.

Adolphe Thiers

frases para una madre muerta


El ser más importante no es el padre ni la madre, sino el niño, pues de él depende el futuro.

Kostas Axelo

frases para una madre muerta


Esa es la madre del cordero.

Refrán

frases para una madre muerta


Si una madre publicara los silencios que ha guardado, se volverían santos los hijos al escucharlos.

Alicia Beatriz Angélica Araujo