Palabras para una mujer maravillosa

Palabras para una mujer maravillosa. Encuentra docenas de palabras para una mujer maravillosa con fotos para copiar y compartir.


palabras para una mujer maravillosa


Era una mujer maravillosa de verdad...Y en aquel preciso instante se le ocurrió pensar que iba a morir.

Ernest Hemingway

palabras para una mujer maravillosa


¡Maravillosa fuerza y generosidad de un corazón de mujer!

Nathaniel Hawthorne


palabras para una mujer maravillosa


Entre un hombre y una mujer la amistad es tan solo una pasarela que conduce al amor.

Jules Renard

palabras para una mujer maravillosa


La mejor amiga de una mujer es una tarjeta de crédito.

Javier Minuesa

palabras para una mujer maravillosa


El que ha conocido solo a su mujer y la ha amado, sabe más de mujeres que el que ha conocido mil.

León Tolstoi


La libertad hermosa y pura de una mujer era infinitamente más maravillosa que cualquier amor sexual. La única desgracia era que los hombres estuvieran tan retrasados en este asunto con respecto a las ...

David Herbert Lawrence



Sí, ya sé que Gudrun, salvo en los momentos de excitación, sentía un vacío en su interior. Sentíase insegura. Últimamente, sin embargo, había tenido la impresión de que, mediante el amor fuerte y viol...

David Herbert Lawrence

palabras para una mujer maravillosa


¡MUJER! Eres novia, eres esposa, eres... Amante, eres madre... ¡MUJER!... Eres una rosa roja para la vida!
Y... un clavel para el amor.

Jackselins Arteaga

palabras para una mujer maravillosa


El problema, cuando se busca a la mujer perfecta, es que ella probablememte está buscando al hombre perfecto.

Peter Ustinov


palabras para una mujer maravillosa


Para una mujer, el primer beso es el final del principio; para un hombre, el comienzo del final.

Helen Rowland

palabras para una mujer maravillosa


No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta.

Eduardo Galeano

palabras para una mujer maravillosa


Me duele una mujer en todo el cuerpo.

Jorge Luis Borges

palabras para una mujer maravillosa


En todo momento de mi vida hay una mujer que me lleva de la mano en las tinieblas de una realidad que las mujeres conocen mejor que los hombres y en las cuales se orientan mejor con menos luces.

Gabriel García Márquez


palabras para una mujer maravillosa


¡La mujer y el niño necesitan más cariño, que leche!.

Gloria Fuertes

palabras para una mujer maravillosa


Si yo fuese una mujer estaría desesperada. La existencia de buenas mujeres excede mucho de los hombres que se las merecen.

Robert Graves

palabras para una mujer maravillosa


La mujer actual tiene una obsesion por ser igual que el hombre, y no se por que, si el hombre es un pobre diablo desorientado.

Antonio López

palabras para una mujer maravillosa


La mujer puede tanto que hace pecar a un santo.

Refrán

palabras para una mujer maravillosa


Esta calle triste, se alegra cuando pasas tú, mujer preferida entre todas.

José Angel Buesa

palabras para una mujer maravillosa


Ama y aprecia a la mujer y no abuses nunca de su debilidad, sería una infamia y una cobardía.

Paolo Mantegazza

palabras para una mujer maravillosa


La resistencia de una mujer no es siempre prueba de su virtud, sino más frecuentemente de su experiencia.

Anne De Lenclós

palabras para una mujer maravillosa


Uno no se mata por el amor de una mujer. Uno se mata porque un amor, cualquier amor, nos revela nuestra desnudez, nuestra miseria, nuestro desamparo, la nada.

Cesare Pavese

palabras para una mujer maravillosa


Quien sabe gobernar a una mujer sabe gobernar un estado.

Honoré De Balzac

palabras para una mujer maravillosa


Nunca tuve más religión que un cuerpo de mujer.

Joaquín Sabina

palabras para una mujer maravillosa


Hace tiempo conviví casi dos años con una mujer hasta descubrir que sus gustos eran exactamente como los míos: los dos estábamos locos por las chicas.

Groucho Marx

palabras para una mujer maravillosa


Dos especies de lágrimas tienen los ojos de la mujer: de verdadero dolor y de despecho.

Pitágoras

palabras para una mujer maravillosa


El mejor matrimonio sería aquel que reuniese a una mujer ciega con un marido sordo.

Michel De Montaigne


palabras para una mujer maravillosa


No existe el hombre que haya podido descubrir el medio de dar un consejo de amigo a una mujer, ni siquiera a la suya.

Honoré de Balzac

palabras para una mujer maravillosa


Una mujer superficial es como una olla enorme, ocupa mucho espacio pero por dentro esta vacía...y nadie la va a llenar.

Nilson Andrade

palabras para una mujer maravillosa


Dicen que el hombre no es hombre mientras no oye su nombre de labios de una mujer.

Antonio Machado

palabras para una mujer maravillosa


La mujer es un manjar digno de los dioses, cuando no lo guisa el diablo.

William Shakespeare

palabras para una mujer maravillosa


La mujer es la reina del mundo y la esclava de un deseo.

Honoré De Balzac

palabras para una mujer maravillosa


Crecí besando libros y pan. . . Desde que besé a una mujer, mis actividades con el pan y los libros perdieron interés.

Salman Rushdie

palabras para una mujer maravillosa


A más no poder, acuéstome con mi mujer.

Refrán

palabras para una mujer maravillosa


Y hoy igual que mañana, mañana igual que ayer un hombre enloquecido besará una mujer

José Angel Buesa

palabras para una mujer maravillosa


De mujer que es madre, nadie nunca mal hable.

Refrán

palabras para una mujer maravillosa


Entre un grupo de solo hombres ¡qué calor el de la mujer!.

Shiki Masaoka

palabras para una mujer maravillosa


La mujer en el hogar es reina a la que hay que amar.

Refrán


El poder arbitrario constituye una tentación natural para un príncipe, como el vino o las mujeres para un hombre joven, o el soborno para un juez, o la avaricia para el viejo, o la vanidad para la muj...

Jonathan Swift

palabras para una mujer maravillosa


Una mujer es más bella que el mundo en que vivo.

Paul Éluard

palabras para una mujer maravillosa


Antes mujer de un pobre que manceba de un conde.

Refrán