Se cayeron mis alas y yo no me rendi

Se cayeron mis alas y yo no me rendi. Encuentra docenas de se cayeron mis alas y yo no me rendi con fotos para copiar y compartir.


se cayeron mis alas y yo no me rendi


Se cayeron mis alas y yo no me rendí, así que ven aquí, brindemos que hoy es siempre todavía, que nunca me gustaron las despedidas.

Ismael Serrano


Aunque es cosa averiguada que el corazón no tiene alas, puede y debe decirse, aceptando la anatomía vulgar, que a Solita se le cayeron las alas del corazón. Salió a la calle sin ver portero, ni portal...

Benito Pérez Galdós


se cayeron mis alas y yo no me rendi


La amistad es el amor,pero sin sus alas.

Lord Byron

se cayeron mis alas y yo no me rendi


El hombre tiene ilusiones como el pájaro alas. Eso es lo que lo sostiene.

Blaise Pascal

se cayeron mis alas y yo no me rendi


En vano se echa la red ante los ojos de los que tienen alas.

Gabriela Mistral

se cayeron mis alas y yo no me rendi


No permitáis que alcen vuelo, abandonando las cosas terrenas, y con sus alas golpeen contra paredes eternas.

Friedrich Nietzsche


se cayeron mis alas y yo no me rendi


Quien no tienen alas no debe tenderse sobre abismos.

Friedrich Nietzsche

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Pies, para que los quiero si tengo alas para volar.

Frida Kahlo

se cayeron mis alas y yo no me rendi


La izquierda tiene su ala derecha, la derecha su ala izquierda. oigo murmullo de alas, pero se que ningún pájaro se elevará por los aires.

Heinrich Boll


se cayeron mis alas y yo no me rendi


Ambición y amor son las alas de las grandes acciones.

Johann Wolfgang Von Goethe

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Dale alas a tus deseos pero no permitas que el viento cambie tu destino.

J.P. Sergent

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Ama al amigo y en tiempos difíciles será más que un hermano.

Amigos son los ángeles que nos levantan de las caídas, cuando nuestras alas no recuerdan como volar.

Amaury Rodríguez


Manos

¡Ay tus manos cargadas de rosas! Son más puras
tus manos que las rosas. Y entre las hojas blancas,
surgen lo mismo que pedazos de luceros,
que alas de mariposas albas, que sedas cándidas.

¿Se ...

Juan Ramón Jiménez


se cayeron mis alas y yo no me rendi


La imaginación abre a veces unas alas grandes como el cielo en una cárcel grande como la mano.

Alfred de Musset

se cayeron mis alas y yo no me rendi


El amor y el deseo son las alas del espíritu de las grandes hazañas.

Johann Wolfgang Von Goethe

se cayeron mis alas y yo no me rendi


¿Te vás a acostar? que tengas dulces sueños, pero que sueñes conmigo, mañana me dices; como me veo con álas

Amaury Rodríguez

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Creo que si miráramos siempre al cielo, acabaríamos por tener alas.

Gustave Flaubert

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Solo el que sabe es libre y más libre el que más sabe. No proclaméis la libertad de volar, sino dad alas.

Gregorio Marañón

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Al amor lo pintan ciego y con alas. Ciego para no ver los obstáculos y con alas para salvarlo.

Jacinto Benavente


El hombre ha nacido para morir.¿Qué quiere decir eso? Perder el tiempo y esperar. Esperar el colectivo. Esperar que canten los ratones.Esperar que a las serpientes le crezcan alas. Perder el tiempo.

Charles Bukowski

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Engarza en oro las alas del pájaro y nunca mas volará al cielo.

Rabindranath Tagore

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Es preciso elevarse con las alas del entusiasmo. Si se razona, no se volará jamás.

Anatole France

se cayeron mis alas y yo no me rendi


La falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde.

Miguel de Cervantes

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Muchas palabras han recorrido un largo camino a pie antes de conseguir sus alas.

Marie Henri Beyle

se cayeron mis alas y yo no me rendi


si tubieras alas en este momento irias asia ti

leidy mena

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Para mi corazón basta tu peccho, para tu libertad bastan mis alas.

Pablo Neruda


se cayeron mis alas y yo no me rendi


Nosotros los jóvenes del mañana merecemos mas oportunidades, y cada día vemos como se no van cortan las alas.

JORGE LUIS PALOMEQUE

se cayeron mis alas y yo no me rendi


¿Cómo comer sin ti, sin la piadosa costumbre de tus alas que refrescan el aire y renuevan la luz?

Antonio Gala

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Sobre las alas del tiempo, la tristeza vuela

Jean de La Fontaine

se cayeron mis alas y yo no me rendi


No hacen falta alas para ser más bellos, basta el buen sentido del amor inmenso, no hacen falta alas para alzar el vuelo

Silvio Rodríguez

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Para gran escándalo de los unos, bajo el ojo apenas menos severo de los otros, levantando su peso de alas, tu libertad.

André Breton

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Abrázame en tus alas para que otro aire no me roce sino tu aliento, del que vivo y muero

Antonio Gala

se cayeron mis alas y yo no me rendi


La muerte hace ángeles de todos nosotros y nos da alas donde teníamos hombros suaves como garras de cuervos.

Jim Morrison

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Vale más que en ansias de volar te broten alas, que no estés en tierra con tu único pájaro en mano

Miguel de Unamuno

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Muchos mitos se cayeron, muchos mitos se siguen construyendo, uno no tienen ganas de andar alimentando mitos ni yo tengo ganas de morirme como se murieron algunos

Gustavo Cerati

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Porque tan solo tú tienes las alas para el vuelo que mata y da la vida.

José Luis Sampedro

se cayeron mis alas y yo no me rendi


El vuelo significa la alegría más alta, la agilidad más viva, la juventud más firme. En la pasión del vuelo truena la luz, y exalta alas con que batirme

Miguel Hernández

se cayeron mis alas y yo no me rendi


La libertad no necesita alas, lo que necesita es echar raíces

Octavio Paz

se cayeron mis alas y yo no me rendi


Si has nacido sin alas, no hagas nada por impedir que te crezcan

Coco Chanel


Pero en el espíritu, al que lo infinito dotó de alas, el sueño es más real que todas las verdades. El mundo no es; se crea cada vez que el estremecimiento de un principio atiza las ascuas de nuestra a...

Emil Cioran